Lo que Dios decida

“¿Qué nos impide entregarnos al Señor completamente?

Es la mente especulativa, la creencia de que somos capaces de controlar los hechos de la vida, más allá de la Providencia.

Esto no es más que engreimiento y soberbia. Sin Él no somos y nada podemos.

Si alguna acción se hace necesaria,  la realizamos cuanto mejor podemos, confiados en que resultará lo que Dios decida. Ese resultado podrá en ocasiones no coincidir con lo que nos parece correcto, adecuado o justo.

Aceptar sin cuestionar lo que ocurre es abandono verdadero. ¿Cómo podríamos nosotros saber lo que conviene? Esto no quiere decir que no actuemos para mejorar y ayudar en lo que nos sea posible. 

Unir nuestra conducta a lo que enseña el Evangelio y dejar en Sus manos toda la carga, rendirse a Su voluntad completamente, es verdadero descanso y base del silencio contemplativo”.

  • ¿Acaso  la  entrega por sí  misma es suficiente para llegar a Dios? 

Es  suficiente  si  uno  se  entrega.  La entrega  es ofrecerse  a  la  causa del evangelio.  Entregarse  a  Dios  quiere decir, buscar Su voluntad y  fundirse  con ella. 

La entrega  total  a  Dios  es  dejar todos  los  pensamientos  y  concentrar la  mente sólo en  Él.  Esto es repetir Su Nombre sin cesar.

Si  nos  podemos concentrar en el Nombre de Jesús,  los  demás  pensamientos  desaparecen. 

Si  los  actos  de  la mente,  del  habla  y  del  cuerpo  se  funden  en  Dios  la  carga  de  nuestra vida queda sobre Él “.

Texto propio del blog

(Derechos reservados)
hesiquiainfo@gmail.com

“Desde la ermita”

Acerca de Equipo de Hesiquia blog

Difundimos el método hesicasta de acercamiento al corazón en los ámbitos cristianos. Practicamos la oración de Jesús y hacemos de ella nuestro camino espiritual. Escribimos sobre espiritualidad católica actual.
Esta entrada fue publicada en Nuevo libro y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Lo que Dios decida

  1. luis dijo:

    en ocasiones parece imposible reducir al hombre viejo. Te asalta por todos los lados. Cuando durante muchos años le has dejado todo el espacio y luego tratas de arrebatarselo pelea por cada cm de una forma encarnizada y a veces sientes como que no se reconquista nada. ¡Jesús confio en Ti¡ Tu me proteges y me defiendes yo pongo mi confianza en Ti¡

  2. Jesús Alberto Demonte dijo:

    En realidad, Dios me ha dado la Gracia de poder ver, llegada esta mi edad (68 años), las veces que su Divina Providencia me ha salvado de salirme de su camino. Por eso afirmo que en la vida nada es casual; TODO es PROVIDENCIAL .Pidamos en oración el abandono a su Voluntad. Si en realidad creemos que Jesús dijo: todo lo que pidan al Padre en mi nombre, se les dará; hagámoslo, pidamos su Voluntad. Gracias.

  3. ven dijo:

    Gracias, ¿Qué lejos estoy de todo esto? algo que impide darme a Él e no sabr confiar lo suficiente en Él, siento miedo, gracias.

    • ma. esperanza del carmen hernandez valdes dijo:

      Si hay alguna advocación de Ntro. Sr. Jesucristo, que me gusta explotar, y aun así, lamento no haberla explotado lo suficiente, es la de consejero admirable.Un día lamentando mi torpeza frente al sagrario caí en la cuenta de que nunca he sido sana mentalmente (histérica, necia, cobarde…) y no le seguimos luche muchas veces con todas mi capacidades contra una situación que me lastimaba, y viendo que se repetía nuevamente lamentaba el dolor que me iba a causar , recurrí a Ntro. Sr. , al mismo tiempo otra Señora pedía ayuda de la misma manera, para una situación complicada que tenia que resolver, llego el momento y yo pude librar sin dolor mi situación con una respuesta inesperada para mi, surgió como un pensamiento propio, pero no es mi manera de actuar, fui al sagrario a agradecer, y mientras daba las gracias, escuche a la señora que había pedido ayuda al mismo tiempo que yo, ella comentaba con otra Sra., que ella lo había resuelto su problema con su propia inteligencia, se jactaba de su buen hacer, yo descubrí que alguien me escuchaba y me había ayudado, y si te funciona regresas, yo lo sentí, como quien descubre un poso, al agradecer, encontré la cubeta, y no han sido pocas las ocaciones que he regresado por mas, siempre con excelentes resultados, ha veces hasta sorprendentes, pero sobre todo descubrí el amor el apoyo y el consuelo de saber que no estoy sola con mis limitaciones. Pero la otra Sra. que Dios ayudo se quedo sola, no encontró el amor de Dios, al no reconocer lo que Dios hizo por ella, y me pregunto como vivirá su próximo problema?.

Invoca a Jesucristo y deja tu comentario, puede servir a otros.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s