La humildad perfecta

*

«Deja que sea la maravillosa trascendencia y bondad de Dios la que te enseñe la humildad, mejor que el pensamiento de tus propios pecados, pues entonces tu humildad será perfecta. Atiende más a la soberanía absoluta de Dios que a tu propia miseria. Y recuerda que los que son perfectamente humildes no carecerán de nada de cuanto necesitan, sea en el orden espiritual o material. Dios les pertenece y Él es su todo. Quien posee a Dios, no necesita otra cosa en esta vida».  

La Nube del No-Saber

*

Esta entrada fue publicada en Extractos breves para meditar, Libros recomendados y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a La humildad perfecta

  1. antonio escudero dijo:

    La humildad hace ángeles a los hombres,los despoja de su soberbia y los instala en la hesiquía,en la quietud del alma.Su acompañante mejor es el silencio.

  2. zambullida dijo:

    Qué hermosa la humildad desde la bondad, desde la belleza y no desde el fustigamiento. Cristo, verdaderamente, hace todas las cosas nuevas.

  3. Gabriel dijo:

    Humildad es andar en caridad

Invoca a Jesucristo y deja tu comentario, puede servir a otros.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s