Silencio en la confianza

www.BancodeImagenesGratuitas.com -Verde-23 (1)

“Silencio en la confianza”

Estimado Hermano, quería consultarle algo sobre la vía apofática. Cada vez que leo sobre ella me siento muy atraído, siento paz. Cuando tengo algunas dificultades concretas en la vida o cuando tengo esa angustia no concreta, difusa, ese tipo de consideraciones y lecturas es lo único que me anima.

Las reflexiones o consideraciones como la teología especulativa que en algún momento me gustaban poco me atraen o me mueven y sólo leo con gusto textos apofáticos. (Dioniso Areopagita, Eckart, Tauler, La nube del no saber, Molinos, etc)

Pero experimento que a la hora de hacer algo práctico en referencia a lo que leo me veo un poco perdido. Como un no saber que hacer. Quizá alguno me diga que justamente se trata de no hacer, pero entonces diría que “no se cómo hacer ese no hacer”, si se trata de no hacer nada creo que hay dos (o más) formas de no hacer nada, hay algunas improductivas o perniciosas…

No sé si me logro explicar, es como preguntar qué tengo que hacer para seguir ese camino que me atrae. Y si fuera que no hay que hacer, ¿en qué consiste ese no hacer? Porque el perezoso, el indolente, el quietista,  no hacen y eso no es productivo.

Si en algún momento me puede dar alguna pista, algún consejo práctico me servirá mucho…

Estimado Heraldo, te saludo invocando el Nombre de Jesucristo.

Hacer en lo cotidiano, aquello que consideramos nuestro deber, descansando en un sentimiento de profunda confianza en la providencia de Dios, sería lo que más se acercaría a ese modo de hacer “sin hacer” al que te refieres.

Esta vía hacia la que sientes atracción se basa en la simplicidad y el dejamiento. Es una intención radical de centrarse en lo único necesario y en ese sentido desecha consideraciones, que pudiendo ser útiles en otros momentos, son ya inadecuadas para el paisaje que ahora vislumbra el alma.

La oración de Jesús, su repetición asidua y perseverante es un camino hacia “el no saber”, hacia la quietud de la mente y, por lo tanto, a la percepción directa de la presencia de lo sagrado en lo cotidiano.

La acción concentrada, aplicada a lo que hacemos y con emoción reverente, es el equivalente en la conducta de una mente que se dirige hacia el silencio.

Como sabrás por las lecturas que describes, este camino unificado se caracteriza por un apasionado acto interior de búsqueda de Dios, en un anhelo muy fuerte de unión con Él.

Este afecto sincero unido a un creciente sosiego mental es lo mejor que podemos hacer, mientras vamos descubriendo como fluye la gracia mientras respiramos, como se apodera de los miembros tornándonos livianos y como se aparece en la mirada transfigurando  lo conocido.

Siempre que se habla del silencio uno se sumerge en lo paradojal. Del mismo modo, cuando intentamos comprender lo que “debemos hacer” para alcanzar el “no hacer”. Es que Aquel al que tendemos se encuentra más allá de todo concepto y el lenguaje solo puede señalar hacia dónde dirigirse pero no puede abarcar lo inabarcable.

Atenerse siempre a lo necesario evitando lo superfluo, aporta a la vida diaria una moderación imprescindible que va facilitando el sosiego mental. Dedicarse a pocas cosas, evitar la dispersión, rodear toda complicación, contribuyen también al mismo propósito de unificación en torno a lo simple.

Recuerda que El Señor se manifiesta a través de lo que acontece. Da la cara a lo que va sucediendo en tu vida como si de tareas por Él encargadas se tratara. Y digo “como si” no porque no crea que de eso se trate precisamente el discurrir, sino porque estoy consciente del antropomorfismo que uso para describir lo indescriptible.

No quiero extenderme mucho, trato de darte algunas pistas según tu pedido. En mi entender, lo que sintetiza “la vía del no saber” es el silencio en la confianza.

Te mando un abrazo fraterno, invocando el Nombre de Jesucristo.

 Texto propio del blog

Pulsa aquí si deseas comentar

_______________________________

Links de hoy:

Agustinas de San Mateo

Viaje a Tierra Santa y el Vaticano

Lista de reproducción de Vídeos de “Siete en familia”

Esta entrada fue publicada en Intercambio y consultas y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

19 respuestas a Silencio en la confianza

  1. Perdón a todos pero he leído a Molinos y otros autores, y no encuentro la diferencia entre vuestros conceptos y la doctrina de ellos. Alguien me puede explicar cuál es el error, pues a mí me parece que el fin es el mismo, o sea la unión con Dios.

  2. jose dijo:

    HERMANO SOY CATOLICO Y BUSCO CON TODO MI CORAZON ENCONTRAR UN ESTILO CONTEMPLATIVO ACTIVO Y PERTENECER A UNA INSTITUCION DE LA IGLESIA CATOLICA PERO NO ME ES FACIL ENCONTRAR UNA CONGREGACION ASI. ME GUSTARIA RECIBIR TU CONSEJO O EL DE ALGUNOS OTROS HERMANOS EN CRISTO JESUS. DIOS LES BENDICE.

  3. Estamos en Él y no lo percibimos… A veces nos pasa como en la Parábola del Hijo Pródigo: el Hijo Mayor siempre está en casa. La historia del pez: “Un pez pequeño preguntó a uno mayor: Siempre escucho hablar de esa cosa llamada mar pero ¿Qué es el mar? El mar es lo que te rodea. le dijo- y Le contestó el pequeño: Pero ¿Por qué no lo veo? ” . Creo que es cuestión de permanecer en esa ATENCIÓN AMOROSA, conscientes de que EN ÉL VIVIMOS, NOS MOVEMOS Y EXISTIMOS. Eso simplifica nuestra mirada y nuestra vida va siendo más atención amorosa a los que nos rodean, vamos dejando nuestros proyectos e ilusiones, para entrar en el PROYECTO DE DIOS que se nos va manifestando en el día a día a menos que tengamos una pizca de atención. ¿No os pasa a vosotros igual?
    Llevo un tiempo en que no percibo nada en mi corazón. He llegado a pensar que mi oración es muy pobre. Descubrí, hace muchos muchos años, la oración del corazón con la lectura del “Peregrino Ruso”. Ahora, al cabo de los años, sólo nombrar o pensar el nombre de JESÚS unifica mi día. La monotonía de lo que vivo está ahí pero CADA DÍA LO PERCIBO COMO NUEVO.
    Gracias por vuestras aportaciones que acompañan mi caminar en FE, en la pura fe desnuda.

  4. Miguel de Gálata dijo:

    Orar y leer escritos es asequible. Encontrar guías espirituales es, en mi medio, tarea imposible. Pienso que tal vez no sea imprescindible.

  5. ALBERTO dijo:

    AMIGO HERALDO; COMO ME IDENTIFICO CONTIGO, EN ESOS PENSAMIENTO DE HACER O NO HACER. HE ESTUDIADO A ESTOS MISTICOS ALEMANES, QUE CITAS, Y LO CIERTO ES QUE HE CONCLUIDO QUE EN EL DESASIMIENTO, PUEDE ESTAR LA CLAVE. PERO. NO SE TU, PERO YO ESTOY CASADO, SUJETO A OBLIGACIONES MATRIMONIALES DE TODO TIPO, TENGO TRES HIJOS Y SIETE NIETOS, Y CREO PODER HACER ALGO POR TODOS ELLOS. ¿COMO AISLARME, COMO DESASIRME, COMO DESPRENDERME, TAN SOLO DE MIS PREOCUPACIONES MATERIALES Y FAMILIARES?. sI SE TE OCURRE ALGO, POR FAVOR DIMELO, YO TAMBIEN ESTOY UN POCO PERDIDO CON ESTE TEMA. UN ABRAZO FRATERNO. ALBERTO

    • Heraldo dijo:

      Amigo Alberto, yo también soy laico y tengo obligaciones familiares, pero creo que el desasimiento se nos pide a todos, pero a cada uno según su propio estado. Respecto a este desasimiento me ha ayudado mucho un maestro en esta cuestión como es San Juan de la Cruz cuando clarifica como la clave está no tanto en el poseer o no poseer algo en propiedad sino en qué tenemos depositada nuestra voluntad. Te dejo una parte de la Subida al Monte Carmelo, del primer libro, que puede darte una idea de su doctrina sobre el desasimiento, en la Subida del Monte Carmelo comenta a este respecto como la voluntad debe no estar “en” los apetitos, diciendo:
      “Y así, al propósito habla David (Sal. 87, 16), diciendo: Pauper sum ego, et in laboribus a iuventute mea; que quiere decir: Yo soy pobre y en trabajos desde mi juventud. Llámase pobre, aunque está claro que era rico, porque no tenía en la riqueza su voluntad, y así era tanto como ser pobre realmente, mas antes, si fuera realmente pobre y de la voluntad no lo fuera, no era verdaderamente pobre, pues el ánima estaba rica y llena en el apetito.” ……”Y por eso llamamos esta desnudez noche para el alma, porque no tratamos aquí del carecer de las cosas, porque eso no desnuda al alma si tiene apetito de ellas, sino de la desnudez del gusto y apetito de ellas, que es lo que deja al alma libre y vacía de ellas, aunque las tenga. Porque no ocupan al alma las cosas de este mundo ni la dañan, pues no entra en ellas, sino la voluntad y apetito de ellas que moran en ella.”
      Y para dar un ejemplo bíblico creo que este desasimiento estaría reflejado cuando San Pablo en la carta a los Corintios nos aconseja la siguiente; “sea que ustedes coman, sea que beban, o cualquier cosa que hagan, háganlo todo para la gloria de Dios.”
      Bueno es mi opinión, a mi me ayudó, si buscas el Señor saldrá a tu encuentro y con esto que a mí me ayudó o de otra forma Él te ayudará.
      Un saludo en el nombre de Jesús. Heraldo

  6. Angelo dijo:

    “¡Felicitaciones, carísimos, porque ha nacido el Salvador! No cabe la tristeza cuando nace la vida. Si eres santo, ¡alégrate!, porque tienes encima tu premio. Si eres pecador, ¡alégrate!, porque se te ofrece el perdón. Si eres un pagano todavía, ¡alégrate!, porque eres llamado a la vida de Dios”. (San León Magno)
    Feliz y Santa Navidad. Un fuerte abrazo

  7. claudio dijo:

    La via apofática es la via no dual del cristianismo, tan poco entendida por los mismos cristianos, se basa en conocerse a si mismos por experiencia directa y no por una via conceptual o de analisis. En este mirar desnudo (sin conceptos) hacia la fuente de lo que sentimos como “yo”, encontramos el milagro espontaneo de la gracia divina. Nuestro corazon late sin esfuerzo, respiramos sin esfuerzo, todos los organos internos funcionan sin esfuerzo, percibimos sin esfuerzo, somos conscientes sin esfuerzo, todo sucede espontaneamente en la eternidad, es decir, el AHORA. Entonces ¿quien es “ese” que supuestamente habita “atras de los ojos” y que se cree el hacedor de las acciones, sintiendose frustrado o contento dependiendo de estas? Pues ESE es una ilusion, el “yo”. Dejarse entrar en la eternidad del AHORA, Sin la memoria, es decir la proyeccion mental, puedes responder ¿quien eres?recuerda, sin memoria, sin historia, sin pasado, simplemente ahora, justo ahora que esta leyendo….¿que eres?…NO SOMOS, solo Dios ES, y por lo tanto Solo Dios somos…….ó como diria Eckhart : “Si no soy, Dios no es”

  8. iris rossi dijo:

    intento desde hace un tiempo la práctica de la oraciòn continua… me atrae profundamente. pero no consigo eliminar los pensamientos… solo truncarlos a tiempo. Eso me decepciona bastante.
    tampoco puedo orar mientras hago otra cosa, por ejemplo leer. Soy modesta y con que la oración simplemente me tranquilice, como lo ha estado haciendo, y me haga tan consciente de La Presencia que me inhiba de pecar “a troche y moche”… está bien. Quisiera…pero no está a mi alcance una vida solitaria. Soy docente, soy madre y el ambiente de la educación pública es muy violento. No puedo esquivarlo… y una tristeza grande me esta rodeando. Pido alguna palabra de aliento… me cuesta perseverar en la oración y estoy un poco cansada. Gracias. Bendiciones.

    • Santos Gutiérrez dijo:

      Estoy con usted Iris. La vida monástica y contemplativa me sugiere de muy buen agrado. Yo soy funcionário y compruebo con cierta asiduidad como profesión y vocación entran con demasiada frecuéncia en conflicto, en las calles, esquinas y burladeros.Las incertidumbres me seducen contínuamente al comprobar culesquiera de las necesidades básicas tan necesárias que no pueden ser satisfechas por ciertos organismos y elementos frios como témpanos. Es por ello que intento aplicar aquello de que “tu mano izquierda no vea y sepa lo que hace tu derecha” aún así siempre se rememoran remordimientos de no haber sabido quizás estar a la altura…a aquel que porta un uniforme no le es considerado ni permitido el ablandamiento, eso no está bien, no da muy buena imagen. Cansado de todo añoro ese desierto al cual se refiere, pero también se debe uno a sus obligaciones tutoriales de padre y partenaire. Sé que no aplaco su tristeza, tan sólo quisiera ser una voz de aliento allí en la inmensidad de su oración.
      Un abrazo en Cristo y María.

    • constanza dijo:

      Un saludo Iris invocando el dulce nombre de Jesús.
      El camino de la vida está lleno de vaivenes y no lo podemos evitar. Quisiera ayudarle a sentir un poco de alivio y solo podría decirle que no esta sola en el camino. No se preocupe si no puede eliminar los pensamientos o ni no puede llevar una vida solitaria. Usted está donde el señor la necesita y mire bien en lo hondo de esa situación como van surgiendo las respuestas en medio de la pesadumbre. No se desanime hermana que todo lo permite el señor para nuestro bien y para su mayor gloria. Espere en ÉL, confíe en Él y haga un acto de abandono en la oración profunda del corazón.
      En comunión.

    • Marc dijo:

      Solo recuerda que todos tus deberes y obligaciones son oración y ofrenda a Dios, solo tienes que explicitarlas (ofrecerlas TODOS los días). Es un buen punto de partida para el resto.
      Bendiciones,

    • ALBERTO dijo:

      QUERIDA AMIGA: STA. TERESA SI SE AYUDABA PARA HACER ORACION CON ALGUN LIBRO. YO COMO SOY LIGERO DE MENTE, SI NO ESTOY ABSORTO POR UN TEXTO, MALAMENTE TENGO EL CORAZON Y SOBRE TODO LA MENTE VACIA UNOS MINUTOS PARA ESCUCHAR AL SEÑOR. CREO QUE ES SEÑOR CUENTA CON ELLO Y ME QUIERE ASI Y POR TANTO NO ME TORTURO PENSANDO SI LO HAGO BIEN O MAL, MI INTENCION ES HACERLO BIEN, Y EL ME CONOCE MEJOR QUE NADIE. ESPERO QUE ESTAS REFLEXIONES TE AYUDEN UN SALUDO GRATERNO.

  9. R dijo:

    Como laico,y persona no muy letrada en estos temas, leo con suma atención todo lo que aquí se aporta. De tal forma me lleno de comprensión, fuerza y fe para mantenerme en el camino.

    En mi vivencia, encuentro puntos coincidentes:

    La espiritualidad es práctica, silencio, humildad en el avance y en el retroceso, sencillez por obligación , combate al desaliento, fe en el desierto, aportación y atención mutua, oración,
    regocijo en el amoroso vacío pero con desprecio al “confort espiritual”, valentía para aceptar que los conceptos son apoyos en el camino pero no son el camino, dignidad en los momentos de crisis interna, merecer el dolor y la frustración que implica el no aceptar tener una vida alejada de la contemplación de Dios, y por sobre todo y todas las cosas vivir cada segundo con el nombre de Jesucristo en el corazón pulsando en nuestras venas día y noche, como lo hicieran los antiguos padres.
    Entre muchas mas cosas que seguramente ignoro.

  10. Ismeria dijo:

    Gracias por sus enseñanzas, por su aliento, por estar siempre ahí, por las cosas bellas que publican y tanto bien nos hacen. Gracias por todo.

  11. heraldo dijo:

    Gracias por indicar un modo de ir por este camino apofatico y evitar caer en el peligro que tiene llamado quietismo. Incluso algunos de los autores que mencioné han tenido algunas proposiciones declaradas erróneas por la Iglesia como Molinos sobre todo y Eckhart. Son buenas estas aclaraciones para no caer en esos errores y para levar a la vida cotidiana textos complejos o difiere de hacerlos pasar de lo teórico a lo práctico.

  12. constanza dijo:

    Me siento tan feliz, de poder sentirme comprendida en este hermano, pues me pasa lo mismo y me siento atraída por este tipo de lecturas, las cuales han ayudado a mi alma a ver otros horizontes nunca imaginados. He descubierto que a medida que he ido leyendo y releyendo, unas veces entendiendo bien y otras no, la gracia ha ido obrando en mi alma y es así como en medio de la vida diaria me llegan vestigios de luz que me ayudan a comprender cosas que no sospechaba entender; y así por ejemplo, me ha sucedido que me preguntaba a menudo por qué sentía cierto desasosiego en mi interior, o por qué me cansaban cosas del diario vivir deseando solo las eternas. La respuesta llegó como rocío apaciguador. Por este camino es imprescindible olvidarme de mi misma, No buscarme en las lecturas, ni en nada, ni siquiera en lo sagrado. Veo una necesidad del silencio profundo que no me marca patrones de nada, donde no hay juzgamientos, donde hay una plena libertad que da impulso a la transparencia, allí donde simplemente soy.
    Veo que es un camino hermoso y sencillo, pero que al mismo tiempo me es difícil encontrarlo, porque sin darme cuenta, no dejo que el mundo siga su camino. Son momentos de ráfagas de luz en los que el señor da alimento necesario para el camino y que debo estar vigilante para recibirlo y que no se pase ese momento de gracia sin haberlo comprendido. Es allí, en el silencio profundo, en donde puedo estar vigilante y al mismo tiempo no estoy inactiva.
    Un saludo Invocando el nombre de nuestros señor Jesús.

    • Ewan dijo:

      Gracias a Heraldo, al Hermano y a ti Constanza, qué difícil y bello es ser cristiano y descubrir su Presencia silenciosa y eficaz en todos los momentos y en todos los lugares de la vida, grandes desiertos y bellísimos oasis… paz y bien siempre, gracias… Señor Jesucristo, Hijo de Dios, acompáñame en los caminos de la vida, que no te abandone, guíame y sálvame…

  13. Anónimo dijo:

    en el silencio de la nada en lo profundo del alma es donde me puedo encontrar con ese ser personal con esa fuerza escondida de donde emana la parte celestial y donde el ser encuentra el verdadero sentido a la propia vida humana

Invoca a Jesucristo y deja tu comentario, puede servir a otros.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s