Acerca del pensamiento III

No hay detalle que no muestre tu amor…

Viene de un post anterior

¿Porque se produce este siempre querer estar en un lugar o situación diferente de aquella en la que nos encontramos?

Principalmente debido a que creemos que es lo exterior lo que nos brinda la felicidad que difusamente buscamos en todo lo que hacemos. Este es nuestro error básico.

A lo largo de los años me encontré con una certeza: No hay nada afuera que pueda llenar el vacío interno. El ser humano se completa a partir de la interioridad o no se completa.

Este vacío se me hacía evidente cuando me quedaba en quietud.

Cuando me negaba a seguir “corriendo” en pos de algo y me quedaba un poco quieto, surgía rápidamente este desasosiego que me impulsaba a tapar y a llenar de cualquier modo, una sensación de ausencia y de carencia que se tornaba intolerable.

Esto esta en la raíz de nuestra constante agitación en pos de logros exteriores. Hay muchas cosas que realmente no se necesitan o actividades que tampoco son necesarias, que encuentran su explicación en esta función que cumplen, de acallar este dolor interno que produce la carencia.

La mente es la que constantemente busca cambiar de situación y la que nos impulsa para seguir siempre adelante, buscando el momento siguiente, impidiéndonos permanecer en el presente.

La mente por cierto es un mecanismo que al detectar tensiones corporales, va tratando de poner las imágenes necesarias, en forma de proyectos o de diálogos, que aflojen esas tensiones del cuerpo. Pero claro, en tanto nos identificamos con esta actividad de la mente, padecemos mucho.

Si nos dejamos llevar por lo que dice la mente, creemos que es esto o aquello lo que nos intranquiliza y ese es el principal engaño. Porque a poco de que logramos esto o aquello, la agitación vuelve.

Se trate de un objeto material, de una relación afectiva, de un cargo, de un reconocimiento social… el ansia vuelve y una vez más se apodera de nosotros, tironeándonos hacia el futuro, acosándonos con su aguijón para que desesperemos de alcanzar este nuevo espejismo, que se supone, ahora si nos dará la felicidad buscada.

Dios vive en el interior del hombre. Dios, está con nosotros. Y esa presencia divina es la que colma todas nuestras ansias actuales y posibles. Pero para que esto no sea solo un algo dicho o una creencia más, es necesario aceptar que el problema esta en nosotros y no en lo exterior.

Por difícil que parezca o resulte, mientras no me convenza de que “la perla” esta en mi casa y no en otro lugar, será imposible encontrarla.

Pero hermano, usted habla desde una experiencia personal, ¿cómo hace quién no la tiene para encontrarse con ella?

Continúa en próximos posts

______________________________________________

Pulsa aquí si quieres comentar el texto

 

Link:

El camino a elegir

Esta entrada fue publicada en Intercambio y consultas y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Acerca del pensamiento III

  1. guillermo leon vanegas zapata dijo:

    hermano buena tarde soy guillermo leon vanegas zapata edad 47 años el texto excelente el desierto interior como lo comentan esta bien argumentado y le digo que muchos hombres y mujeres de edad como yo solteros bien quedados idoneos en la fe y en la recta intension hemos buscado en el atardecer de nuestras vidas ingresar en la vida monastica y nos rechazan por la edad lo que quiere decir que tambien en la vida religiosa y monastica la vida del siglo esta filtrada me gustaria saber porque si los apostolos algunos eran mayores alprincipio entraban adultos y ahora no los aceptan falta que ustedes vivan de verdad el evangelio del amor o el reino de dios es para los jovenes solamente no es lo que jesus proclamo cual es el temor y donde me pueden orientar pues mi vocacion se fortalece paz y bien guillermo

    • Hola Guillermo. No se bien, supongo que depende de los estatutos de cada orden.
      Sin embargo, a veces se presenta gente de más de 60 años y claro ya con problemas de salud y hay órdenes que no tienen ni la infraestructura ni los recursos para hacerse cargo. O porque el carisma no es del tipo atención y cuidados.

      Otra razón me han dicho, es porque la gente grande ya tiene sus hábitos muy marcados y les cuesta mucho asumir otras reglas.

      Creo que te equivocas al afirmar así como así, que ” falta que ustedes vivan de verdad el evangelio del amor “, basándote solo en este tema de los requisitos de la edad. Si bien es cierto que a todos nos hace falta vivir más verdaderamente el evangelio del amor, lo pones como si tu estuvieras exceptuado de esto. Creo que precisamente ese tipo de actitud es el que más conspira para que alguien sea aceptado en cualquier sitio.

      Por otra parte, nada impide que vivas una vida de tipo religioso en soledad. Aunque con tu edad hay congregaciones que aceptan oblatos que llevan la misma vida monástica de los monjes.

      Un saludo en Cristo.

  2. Heraldo dijo:

    “Mientras no me convenza que ……” El pecado en general, tiene mucho de ignorancia… Ignorancia no solo en el sentido de desconocimiento, sino de necedad. Ese no convencerse de que la perla está adentro y buscarla siempre afuera a pesar de probar muchas veces la insatisfacción profunda que produce lo exterior luego de un fugaz encandilamiento, tiene mucho de ignorancia, y en cierto modo es una especie de locura… Saber donde hay que ir, qué es lo que hay que hacer y no ir, no hacerlo, eso es como una lespecie de locura me parece…. Un saludo en el nombre de Jesús

  3. constanza dijo:

    ES INCREÍBLE!! LEYENDO ESTO ME DOY CUENTA DE LO LÍMITADA QUE ES MI FORMA DE VER MI ENTORNO Y MI FORMA DE PENSAR.. ES COMO SI TODO EL TIEMPO MANTUVIERA FUERA DEL CASTILLO Y NO QUISIERA ENTRAR A LA HABITACIÓN PRINCIPAL QUE ES LA QUE TIENE TODA LA LUZ. DEFINITÍVAMENTE HERMANOS, HAY QUE PROFUNDIZAR Y VIAJAR AL INTERIOR DE UNO MISMO PARA ASOMBRARSE Y SER. VERDADERAMENTE SER!

  4. eugenio dijo:

    por demás interesante, pero es casi una tarea sobre humana, yo soy demasiado debil para lograrlo o quizá cobarde no lo se, toda mi vida lo he intentado

  5. Después de mucha oración y ayuno, el Señor me contestó a través de este MENSAJE. Gracias! Bendiciones.

  6. Realmente magnífico. Es así. Dios que vive en mí apague mi sed de buscar afuera lo que está en mi interior…

Invoca a Jesucristo y deja tu comentario, puede servir a otros.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s