Día 23 – El hombre interior

“Todo está en la vida interior…”

Ejercicio espiritual sobre “El peregrino ruso”

Para el 13 de septiembre

“—Celebráis los oficios con gran piedad, Padre mío, pero también con mucha lentitud.

—Ciertamente —me respondió—; y esto no gusta mucho a mis parroquianos y por ello murmuran.

Pero pierden el tiempo, porque a mí me gusta meditar y ponderar cada palabra antes de pronunciarla; si se les priva de este sentimiento interior, las palabras no tienen ningún valor ni para uno mismo ni para los demás.

Todo está en la vida interior y en la oración atenta. ¡Ah, y qué poco interesa a nadie la actividad interior! —añadió—. No hay voluntad ni preocupación alguna por la iluminación espiritual interior.

Yo volví a preguntar: —¿Pero cómo llegar a ella? ¡Es una cosa tan difícil!

—No es difícil en modo alguno. Para recibir la iluminación espiritual y llegar a ser un hombre interior, hay que tomar un texto cualquiera de la Escritura y concentrar en él toda la atención tanto tiempo como se pueda. Por este camino se llega a descubrir la luz de la inteligencia.

Para orar, hay que proceder de la misma manera:

Si quieres que tu oración sea pura y recta y que produzca buenos efectos, hay que elegir una oración corta, compuesta de algunas palabras breves, pero enérgicas, y repetirla durante mucho tiempo y con mucha frecuencia; por ahí se llega a tomar gusto a la oración.

Esta enseñanza del sacerdote me agradó mucho por ser práctica y fácil y al mismo tiempo profunda y sabia. Di gracias a Dios en espíritu por haberme hecho conocer a un verdadero pastor de su Iglesia…”

del 4° relato en “El peregrino ruso”

_________________________________________

Breve comentario y ejercicio

Estimad@s en Cristo Jesús.

¿Existe en vuestra casa o  habitación un sitio destinado especialmente a la oración? Es importante que se disponga.

Lo exterior va progresivamente mostrando lo que ocurre en el interior. Muchas veces, el acondicionamiento material de un lugar destinado a la oración, coincide con el arraigo de cierta disposición espiritual a perseverar en la plegaria.

Igual, lo que puede encontrarse en este sitio especial, manifiesta rasgos de nuestra espiritualidad personal. Generemos fuera de nosotros el espacio que queremos construir dentro. Y si ya existe quitémosle el polvo y si lo usamos a diarios hagamos algo mínimo que lo mejore, que lo asimile más a lo sagrado que ese espacio nos evoca.

Sabemos que no se trata de caer en alguna idolatría, ni con las imágenes, ni con las disposiciones que necesitamos para la oración. Pero podemos darnos el permiso de ayudarnos a evocar este contacto con lo divino, mediante aquellas imágenes que nos suscitan su recuerdo.

No puede faltar en ese pequeño ámbito la sagrada escritura, alimento diario que meditado en profundidad nos guía hacia la vida en Dios.

Y si no tenemos posibilidades de crear ese espacio en nuestra casa, al menos llevemos algo en nuestra agenda  o en la cartera, dejemos un pequeño icono en el lugar de trabajo, que a manera de recordatorio nos inspire a recomenzar la oración si la hemos perdido.

Aquí un texto breve que habla de la utilización de las imágenes y de otros aspectos de la oración:

Breve tratado

Pulsa aquí para comentar

_________________________________________

Casi cada día nos llega un mail de alguien interesado en participar de los ejercicios espirituales. En la pestaña superior del blog (Ejercicios) se encuentran todos los posts agregados al respecto y terminaremos agregando allí los días que todavía faltan. Cualquier persona puede empezar desde el principio y seguir con aplicación el orden establecido allí, para las lecturas y las prácticas.

Igualmente, algunas personas nos piden participar en retiros presenciales sobre la oración de Jesús, para ello comunicarse al mail del blog:

lahesiquia@gmail.com

Esta entrada fue publicada en Ejercicio espiritual, La oración de Jesús y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

17 respuestas a Día 23 – El hombre interior

  1. Paola dijo:

    En Cristo Ntro Señor.

    Gracias.

  2. Es cierto lo que dice el sacerdote del relato: “¡Ah, y qué poco interesa a nadie la actividad interior!” Y cuán valioso es. En la oración de Jesús se condensa el evangelio todo, y así como con la perla de gran precio, vale la pena dejarlo todo para adquirirla.
    ¡Jesús mío, ten misericordia de mí!

  3. Tener un espacio, y un tiempo, sagrado es un apoyo muy grande para todos nosotros que somos espaciales y temporales. Pero también pueden convertirse en tentaciones, y ocupar el lugar central en vez de ser simples auxilios. Que podamos encontrar ese lugar secreto del Altísimo en lo íntimo de nuestro corazón.
    ¡Jesús mío, ten misericordia de mí!

  4. Mª José dijo:

    Está a punto de salir a la luz una nueva mística del siglo XVII. Envío la dirección del blog ya que a partir de la apertura da la Causa de Beatificación el 26 de novienbre, iremos subiendo algo de sus escritos para que muchos se puedan benificiar de la riqueza divina que hay en ellos.

    http://m-mariaevangelista.blogspot.com.es/2012/06/madre-maria-evangelista-i.html

  5. Manuel del hermano Rafael dijo:

    Al igual que la hermana Maria tengo una especie de cojín pero no muy abultado de estos de poner en las sillas de la cocina y el banco de las meditación, tambien reconozco que si no hago la oración en este cuarto, es como si me faltase algo y es por la tranquilidad y soledad que se respira no hay ni un ruido, y eso facilita en algo mi concentración que a veces no es facil lograrla debido a mis muchas ocupaciones.
    Pidiendo cada día con más fuerza en la oración de Jesús. Una vez acabe de escribir esta meditación tratare de estar orando como el peregrinoel mayor tiempo posible en compañía de mi Sagrado Corazón de Jesús y alguna imagen más como una de la Virgen del Carmen a quien le tengo mucha devoción, muchas gracias por estar ahí.
    Manuel del Hermano Rafael

  6. Anónimo dijo:

    ¡Muchas gracias! Recordad todo lo leído en peregrino Ruso, y
    meditado ayuda bastante. Dios le bendiga.

  7. maria dijo:

    En un rincón he puesto una simple esterilla playera y encima un banquito de los de meditación, junto a un crucifijo.

    Me doy cuenta que, en lo que llaman oración de quietud, a veces me resulta fácil alcanzar cierto silencio en los pensamientos, etc. Otras veces, en cambio, cuando estoy muy angustiada o preocupada por algo, la ansiedad y los pensamientos están muy “incrustados” no puedo salir de ellos, ni la oración logra pasar más allá de mis labios que la pronuncian.

  8. stella dijo:

    hago visitas al santisimo y me inspira la oracion de jesus, pero cuando no puedo ir lo busco a jesus eucaristia en vivo por internet…es lindo para cuando no se puede ir al sagrario, y asi es como tenerlo en casa. hago los quehaceres domesticos mientras lo miro y recito la oracion..lo hermoso es que es en vivo…gracias jesus por tanto amor..te amo

  9. María Soledad dijo:

    Gracias, hermanos por este aporte, es verdad es tan necesario un espacio donde estar a sóla con ÉL, y poder experimentar la oración de Jesus, tengo un pequeño rincon dónde tengo un icono donde allí cuando puedo estoy a solas con ÉL, gracias. trato de ser fiel a la cita.

  10. Laura dijo:

    Es hermoso todo lo que hablan de la oración, los iconos, una belleza total. Muchas gracias, es un regalo para el Espíritu. Unidos en Él!!!

  11. Blanca dijo:

    El texto de hoy en “El peregrino ruso”, me invita a hacer todas las labores del día con detenimiento, o sea con atención, desde la profundidad de mi corazón. La vida se nos pasa de largo porque no estamos atentos. Pero se puede estarlo. Sólo hay que querer. No por eso vamos a dejar de realizar todo aquello que debemos, pero de un modo más consciente.
    En cuanto al lugar de la oración, yo lo tengo dispuesto en casa, aunque no siempre lo utilizo. Cuando se trata de estar en la presencia todo el día no hay lugares especiales.
    Si estoy en alguno de nuestros grupos, la oración de Jesús compartida con los hermanos la realizamos en el lugar en el que estamos en ese momento, a veces con ruidos exteriores, lo cual demuestra que siempre es posible orar. Lo de tapar una imagen cuando no se está orando, en mi caso, significaría que en algunos momentos no tendría la intención de orar, y eso no es precisamente lo que quiero.
    Vivir desde el corazón implica para mí, llevar la oración conmigo adonde voy, y que el lugar para hacerlo sea el mundo entero. Pretendo que la vida sea oración así como es, sin acondicionamientos especiales que me aparten de la vida misma ni un sólo instante, porque ahí es donde Dios me ha puesto. Cuando me siento a orar, es mi vida entera la que se sienta, toda yo sentada y en quietud, ya sea en el lugar reservado para eso, o en cualquier otro, de mi casa o fuera de ella.
    Esa es mi experiencia personal en este camino. Trataré de estar hoy más atenta a vivir todo lo que el día me presente desde mi profundidad, y repetiré la plegaria con esa misma atención.

  12. robmilenium dijo:

    A mi me ayuda tener estampitas de santos sobre una pequeña mesa o sobre la pared, Por supuesto la Biblia la tengo a la vista…Tambièn enciendo velas cuando rezo,etc….Si entra bastante sol por algùn lugar mejor,`me dà idea de la luz de Dios….

  13. A mí me sirve mucho, trato de aprovechar todos los medios que puedo, una foto en la pantalla del móvil (celular), en el fondo de escritorio del ordenador (computadora) en mi trabajo y en el de mi casa, un pequeño icono en el escritorio del trabajo, cuadros en las paredes de la casa, imágen en el portadocumento donde llevo la tarjeta del metro (subte). Así a medida que voy transcurriendo el día, casa, transporte, trabajo, etc. siempre me cruzo con las imágenes, como un medio más de recuerdo. Sirve, no es la panacea, me di cuenta que en un momento “me acostumbré” a las imágenes y las “rutinicé”. Me dí cuenta que debo cuidarme de esto también, (nunca podemos dejar de vigilar, la nepsis es esencial) y lo aviso para el que más o menos no ha utilizado estos medios. Un saludo en el nombre de Jesús

  14. rosa de María dijo:

    Sólo quiero compartir que en verdad actualmente en México muchas personas no orar despacio y a este respecto cuando tenía la gracia de dirigir el rosario en la antigua Basílica de Guadalupe, lo hacía muy despacio, bueno no tan tan despacio, pero en verdad que es otra dimensión, la gente agradecía el haber aprendido a orar despacio el Santo Rosario, sus vidas cambiaban y sobre todo que despacio ya no les daba sueño y además les gustaba, pues cuando lo rezaban rápido les daba sueño y por ende tedio. En lo particular me gusta mucho orar despacio y he descubierto que orar despacio hace que uno se concentre más en lo que se está diciendo, además que despacio me trae más paz, se serena mi alma, siento más alegría y serenidad interior, pareciera que mi paz interior se prolonga por el resto del día. Aún en las tribulaciones, la gente me dice “se ve usted tan tranquila, como si no tuviera ningún problema ¿cómo le hace?”.

    Cuando leí este capítulo me dio tanta alegría, pues esa “lentitud” en verdad casi nadie la tiene, pero da mucho mucho fruto, inténtenlo.
    un saludo a todos invocando el Santo Nombre de Jesús.

  15. Roxana dijo:

    Bendiciones a todos. Traté de entrar al Breve tratado sobre otros aspectos de la oración pero no pude ¿me pueden ayudar?
    Que el Espíritu Santo los siga iluminando en su peregrinar espiritual

  16. Carlos R. dijo:

    Fray Ricardo me ha pedido en varias ocasiones, hacer un espacio en mi casa que pueda usar para la oracion. A la fecha no lo he echo, algo en mi me lo impide, en su momento se dara.
    Por otro lado, la oracion me surge en muchos momentos del dia y tal vez crear un espacio,es como darle prioridad a ese lugar para la oracion. En pocos meses que tengo de hacer la oracion, me siento muy agradecido, me parece que cada dia crece mas la necesidad de orar y me siento fortalecido. He dicho en muchas ocasiones que no siento nada y hoy en la ultima parte del IV relato, el niño menciono que no sentia nada y me senti identificado. Le pido Dios que me siga acompañando y dandome la fuerza para perseverar y que poco a poco pueda disfrutar de las delicias espirituales. Gracias al equipo por esta oportunidad y a Fray Ricardo porque me abrio las puertas para iniciar este camino de busqueda del amor de nuestro señor.

Invoca a Jesucristo y deja tu comentario, puede servir a otros.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s