Día 20 – ¿Tú rezas la oración de Jesús?

Capilla en Monasterio “Santa María de Los Toldos”

Ejercicio espiritual sobre “El peregrino ruso”

Para el 10 de septiembre

“…Cuando los pobres se despertaron, fui en busca del ciego y lo llevé al jardín; nos sentamos en un rincón solitario y comenzamos a hablar.

—Dime, en el nombre de Dios y por el bien de tu alma, ¿tú rezas la oración de Jesús?
—Hace mucho tiempo que la repito sin cesar.
—¿Qué efectos produce en ti?
—Sólo sé que ni de día ni de noche puedo prescindir de ella.
—¿Cómo te reveló Dios esta actividad? Cuéntamelo con todo detalle, querido hermano.
—Así lo haré.

Yo soy un artesano de este lugar, que ganaba mi pan trabajando de sastre. Recorría también las otras provincias, iba por los pueblos y cosía los trajes de los campesinos.

En una aldea, me aconteció que hube de quedarme bastantes días en casa de uno de sus habitantes para vestir a toda su familia.

Un día de fiesta en que nada había que hacer, vi tres libros en la repisa sobre los iconos. Y les pregunté:
»—¿Hay alguien entre vosotros que lea?
»Y me respondieron:
»—No hay nadie; esos libros eran de un tío; él era instruido.
»Tomé uno de los libros, lo abrí al azar y leí las siguientes palabras, que todavía recuerdo:

“La oración continua consiste en invocar sin cesar el nombre del Señor; sentado o de pie, en la mesa o en el trabajo, en toda ocasión, en todo lugar, en todo tiempo se ha de invocar el nombre del Señor.”

»Reflexioné en lo que había leído y vi que eso me convenía mucho; de modo que, mientras me hallaba cosiendo, me ponía a repetir por lo bajo la oración y con esto me sentía muy feliz…”

del 4° relato en “El peregrino ruso”

_________________________________________

Breve comentario y ejercicio

Estimad@s en Cristo Jesús.

Estos últimos diez días, debemos incrementar, en la medida de lo posible, nuestra práctica de la oración de Jesús.

Puede ser útil centrarnos en la forma que más nos ha servido hasta ahora, aunque no por eso hay que excluir la que pudiera ser oportuna en un cierto momento del día.

Volviendo a la analogía con el fuego, uno comprueba que todo es dificultoso hasta que se ha logrado que la base de la leña haya prendido bien, hasta que haya suficiente cantidad de brasas y de calor en el hogar.

Cuando esto se ha conseguido todo es más sencillo, es suficiente ir agregando un leño de vez en cuando para que ya prenda por sí mismo y se sume a la hoguera.

Con la oración de Jesús, es similar. Al principio hemos de bregar, de esforzarnos en cierto modo, para abrirnos a la gracia al tiempo que acostumbramos la mente a la oración. Después todo se hace más fácil y como en el párrafo de hoy que citamos de “El peregrino…”, ya no se puede prescindir de ella.

Muchos que intentan seguir el camino del Nombre y hacerse practicantes asiduos de la oración de Jesús, abandonan luego de un tiempo, al no poder integrarla en sus vidas. Sin embargo, esto puede deberse en algunos casos, no a falta de vocación hacia esta forma de unión con Dios, sino a falta de “ese fuego inicial”.

Es preciso que lleguemos a cierta intensidad en nuestro intento, a fin de que cierto “calor” nos encienda el corazón. En las condiciones que nos toque vivir, más allá de nuestras dificultades; si El Señor nos llama a la oración del corazón, nos dará también las fuerzas para impregnar nuestra vida con ella.

Un saludo fraterno para tod@s invocando a Jesucristo.

Pulsa aquí para comentar

_________________________________________

Links:

Caminos de conversión

Una Fe

Acerca de Equipo de Hesiquia blog

Difundimos el método hesicasta de acercamiento al corazón en los ámbitos cristianos. Practicamos la oración de Jesús y hacemos de ella nuestro camino espiritual. Escribimos sobre espiritualidad católica actual.
Esta entrada fue publicada en Ejercicio espiritual y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Día 20 – ¿Tú rezas la oración de Jesús?

  1. “Si El Señor nos llama a la oración del corazón, nos dará también las fuerzas para impregnar nuestra vida con ella.” Creo firmemente que todos somos llamados, el Señor desea una comunión íntima y amorosa con cada uno de sus hijos e hijas, pero es nuestra responsabilidad cuidar y avivar esa llamita de amor.
    ¡Jesús mío, ten misericordia de mí!

  2. Manuel del hermano Rafael dijo:

    Lo siento mucho hermanos se que en estos últimos días no he sido lo puntual que debería ser a la hora de realizar mi comentario pero a veces el hombre propone y Dios dispone-
    Ante todo dar gracias a Dios todo Misericorfía y perdon , Por todas las veces que inconscientemente estoy “metiendo la pata”.
    Y a la vez dar las gracias por la cantidad de hermanos que puedo llamar familia por el bien que me hacen leer sus comentarios, y sobre todo a un hermano el cual me ha hecho un gran favor hoy, eso queda entre Él Dios y yo, pero nunca se lo podré agradecer y como deciomos en España, los favores jamás se pagan se agradecen toda la vida.

    Desde hoy me omprometo a rezar menos la oración mental de la cual ya llevo muchos años practicándola pero incrementando esa hora con la Oración De Jesús , hoy me pase todo el día rezándola esperando ese favor de ese amigo y el Señor Jesucristo me ayudo como a un gran pecador que soy, reconozco que a veces soy muy despistado en ciertas cosas que debería tener má cuidado…

    Manuel del Hermano Rafael

  3. mirta erika dijo:

    Hermosa oración, encierra todo lo que debemos pedir para ser cada día mejores cristianos.

  4. Carlos R. dijo:

    No estoy seguro de en que momentos es cuando me surge la oracion. Solo se que ahora me surge a veces de forma inconsciente en varias partes del dia. Incluso me ha pasado viendo tv aunque claro esta que no es la mejor condicion para concentrarme, pero igual lo hago manejando el carro, caminando en la casa o en el trabajo por los pasillos, y otros momentos. Me parece que no es forzado, solo comienzo a murmurar.
    Tengo la esperanza que cuando el Senor asi lo quiera, lo hare de la manera correcta.
    Por ultimo, tengo que decir que la oracion la hago porque estoy en busca del amor de Dios y no por miedo.

  5. Victor dijo:

    Lo cierto es que me resulta curioso VER como el Señor tiene una inmensa misericordia de mi y me levanta todo el tiempo. cada vez que caigo me vuelve a levantar…cada vez que me distraigo me lama en el corazon otra vez a mirarlo solo a El…

    De mi experiencia solo puedo decir que he empezado a mirar la vida desde otro ángulo, desde otra perspectiva, descubriendo que todos los hombres son mis hermanos y aprendiendo a escuchar MAS que a hablar…

    Hacer silencio dentro de mi, y solo mirarlo a El.

    Contemplar y dar lo contemplado…

    Gracias por este retiro; me esta haciendo entrar dentro de mi cada vez mas.

  6. Maria soledad dijo:

    Gracias, por este nuevo trabajo de hoy, repetir constantemente la oración de Jesús,para mi ha sido realmente una gracia, al principio fue una gran lucha en esto momento experimento como ella ha ido posandose en mi, sale en todo momento, en cualquier cosa que pueda estar realizando, no puedo dejar de repetirla,y eso me va llenando de una paz que no se como explicar,gracias doy al Señor por esta oportunidad , que se que es ÉL quien actua en mí, quiero ser una autentica oración, gracias.

  7. Blanca dijo:

    Lo bueno de este camino es el siempre volver. Y la vuelta es sencilla. Volver a repetir la plegaria, una y otra vez. Cuando descubro que me fui, que me distraje, vuelvo simplemente, y eso me reconstituye la alegría, la paz del corazón. Es como cuando uno se aleja de casa. Puede al principio ser un gran entretenimiento, una aventura, pero más tarde se desea regresar, y si el regreso ocurre, hay calor de hogar esperando al fugitivo. La plegaria es un ancla que me deja en el aquí y el ahora, en Dios.
    Los que no hayan visto esa película: Cartas al Padres Jacob, no se la pierdan, porque es de una profundidad que conmueve.
    Seguimos adelante en estos últimos tramos del retiro, con la idea de terminar de arraigar en nosotros el camino hacia nuestro corazón.

Invoca a Jesucristo y deja tu comentario, puede servir a otros.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s