Día 19 – En la flaqueza se perfecciona mi poder

“Orad sin cesar”

Ejercicio espiritual sobre “El peregrino ruso”

Para el 9 de septiembre

“—La oración interior —dijo él—, es cosa difícil y aun casi imposible para los que viven en el mundo; aun para que hagamos sin pereza la oración ordinaria tiene que ayudarnos el Señor con todo su favor.

—No habléis así, repliqué. Si fuera una empresa que sobrepuja a las fuerzas humanas, Dios no la hubiera exigido a todos.

En la flaqueza se perfecciona mi poder, y los Padres nos ofrecen medios que facilitan el camino a la oración interior.

—Nunca he leído cosa alguna referente a esto, dijo mi interlocutor.

—Si queréis, yo puedo leeros algunos extractos de la Filocalía. Tomé este libro, busqué un pasaje de Pedro Damasceno en la tercera parte, y leí lo que sigue: «Debemos ejercitarnos en invocar el nombre del Señor, más que en la respiración, en todo momento, en todo lugar y en toda situación.

Orad sin cesar, dice el Apóstol; y con estas palabras enseña que nos hemos de acordar de Dios en todo tiempo, en todo lugar y en toda ocupación.

Si haces alguna cosa, has de pensar en el Creador de todo lo que existe; si ves la luz, acuérdate de quien te la dio; si te acontece contemplar el cielo, la tierra, el mar y las cosas que en ellos están contenidas, admira y glorifica a Aquel que las creó; si te pones un vestido, piensa en Aquel a quien se lo debes y dale gracias por él, a Él que provee a tu existencia.

En una palabra, que todo movimiento te sea motivo para celebrar al Señor, y así orarás sin cesar y tu alma estará siempre en la alegría.»”

_________________________________________

Breve comentario y ejercicio 

Estimad@s en Cristo Jesús.

Os proponemos para hoy, comenzar la lectura del 4 ° relato de El peregrino ruso, que ya ayer comenzamos a postear, debido a la brevedad del 3° relato.

Particularmente tratar de leer hasta “Una familia ortodoxa” inclusive. Esta lectura efectuarla de modo orante, es decir con una disposición interior similar a la de la oración, abriendo el corazón para que el texto nos hable a nosotros, para que la gracia actúe quizás en el alma a través de lo que leemos.

Nos acercamos a los últimos diez días del ejercicio espiritual, sería bueno que definamos personalmente de que manera trataremos de acrecentar la práctica de la oración de Jesús en este fase final del ejercicio.

Algunos pondrán la fuerza en el momento de la recitación sentados, buscando la concentración a través de la quietud corporal. Otros, agregarán a eso la atenta escucha de los latidos del corazón, o se dejarán guiar por la respiración, para darle ritmo a la oración.

Habrá quienes la formulen caminado, con la mente o con la voz, buscando con el movimiento apaciguar inquietudes para poder liberar así la oración.

No faltan los hermanos que la recitan como pueden, en medio de las tareas laborales de la jornada, bendiciendo a otros con la mirada o con la mente, o utilizándola como escudo ante los embates de la violencia reinante en las relaciones humanas.

Seguramente están quienes la utilizan como llave para abrir y cerrar actividades, como un modo de consagrar lo por venir ya desde el presente y también participan aquellos que solo la recuerdan como un anhelo, que la cobijan como deseo para realizarla en el futuro.

Como sea, será bueno tratar de definir esa particular modalidad, que por ahora, en lo que resta del ejercicio, usaremos para entrenar nuestro espíritu en la apertura a la oración de Jesús.

La gracia fluye siempre, el amor de Dios nos espera, precisamos solamente centrarnos en Él.

Pulsa aquí para comentar

_________________________________________

Links:

Manos abiertas

Meditación en parroquias

DeviantArt

Acerca de Equipo de Hesiquia blog

Difundimos el método hesicasta de acercamiento al corazón en los ámbitos cristianos. Practicamos la oración de Jesús y hacemos de ella nuestro camino espiritual. Escribimos sobre espiritualidad católica actual.
Esta entrada fue publicada en Ejercicio espiritual y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

15 respuestas a Día 19 – En la flaqueza se perfecciona mi poder

  1. Gracias por la propuesta de meditación y ejercicio para el día de hoy. Aunque en conciencia podamos decir y creer que ciertamente cada pequeño detalle de la vida es una manifestación del poder y el amor de Dios, en el fondo siempre dudamos que sea así y exigimos que Dios se manifieste de forma espectacular. Es una tentación, al menos para mí, bastante frecuente.
    “En la flaqueza se perfecciona mi poder…”
    ¡Jesús mío, ten misericordia de mí!

  2. Manuel del hermano Rafael dijo:

    A todos los que participais en estos ejercicios, gracias por estar hay todos los días y sobre todo por vuestros comentarios y por aguantar los mios se que empiezo a escribir y no se parar lo reconozco gracias a todos

    Manuel del Hermano rafael

  3. Armando dijo:

    Paz y Bien

  4. uno mas dijo:

    TAN LEJOS ESTOY DE “LA SERENIDAD” QUE ANDO SIEMPRE PREOCUPADO POR EL DESORDEN IMPERANTE EN MI CELDA

  5. Marcia dijo:

    En todo momento con nuestros buenos actos oramos a Dios y si hacemos la Oracion de Jesús vamos a conseguir el tal anhelado habito de Orad sin Cesar, para luego realizar con menos dificultad la Oración del Corazon. Paz y Bien a todos…

  6. BETOCUA dijo:

    PAZ Y BIEN, NADA TAN CIERTO COMO PRINCIPIO DE LA VIDA ESPIRITUAL, LA SERENIDAD

  7. Milton Miranda dijo:

    Excelente, esperare con paciencia la voluntad de Dios en mi vida

  8. Hilda dijo:

    Hago eco con Blanca de mi realidad, Imperfecta pero la oración va conmigo. Y aunque es muy pronto creo que me va ayudando a ver la vida desde otro prisma, con mas quietud, más prudencia ante las respuestas, más entrega. Infinitas gracias por ayudarnos a ser. . Que el Señor Jesús bendiga a todos. Hilda

  9. Miguel de Gálata dijo:

    Señor mío Jesucristo, hijo de Dios, ten piedad de mi y de todos nosotros (de todo el mundo). Señor mío Jesucristo te amo.
    Pienso que la oración a veces fluye sola, otras veces tengo que hacer un pequeño esfuerzo para que salga de mis labios. Combinada con la respiración produce más calma, al caminar elimina ideas parásitas, desamores y despropósitos, en momentos de alegría es un cántico, en los de tristeza un consuelo, pero siempre tengo la sensación de que no llego a hacerlo perfectamente, de que falta mucho para esas doce mil veces del Peregrino Ruso y de que la intensidad nunca es total.

  10. sencillez María soledad dijo:

    Gracias, por la tarea de hoy,buscar en todo momento elevar mi mente a Dios, pensar en ÉL,para que todo cuanto realizo llegue a ÉL,orar sin cesar, continuamente.Llegar a ser Oración contemplando a Dios en todo,para mi el ir repitiendo la oración de Jesús,se ha convertido en mi fuerza en todo momento, y va fluyendo en mi sin mayor efuerzo, Gracias.

  11. Anónimo dijo:

    Esta manera de orar ayuda a vivir la presencia de Jesús en el diario.
    A vivir recogidos, y a que la gracia de Dios actúe ya que no le ponemos obstáculos.¡Gracias, me parece muy interesante.
    Dios le bendiga.

  12. esteban- Tucumán. dijo:

    Repito la oración antes de levantarme, cuando me levanto, cuando hablo a mi hija para llevarla al cole, cuando le preparo el desayuno, cuando arranco el auto, mientras manejo, en fin en todo momento trato de hacerlo, pero la dificultad se me presenta cuando me tengo que concentrar en mi trabajo, al llamar a clientes, al preparar presupuestos, al dictar clases, etc. Entiendo q cada cosa en su momento y en su lugar, pero… que bello sería poder tener mi concentración siempre en mi Señor.

    • Bueno Esteban, pero si cuando atiendes clientes, preparas presupuestos y dictas clases lo haces atendiendo con actitud cristiana, haciendo presupuestos correctos y no desmedidos; si cuando dictas clases pones lo mejor para que los demás aprendan… de ese modo estarás en oración igualmente. Y de vez en cuando, cuando se pone difícil la cosa, repites la oración en tu interior. Mas tarde, cuando nuevamente tienes la oportunidad, continúas con la repetición sin cesar. Un saludo fraterno, invocando a Jesucristo.

  13. Blanca dijo:

    Una sensación de que la vida es plena de por sí y más allá de los acontecimientos o de los estados de ánimo, me acompaña en estos días. No sé cuál sea mi modo particular, y lo iré observando en el día de hoy, porque en realidad son todos. Si estoy en casa tranquila, elijo la oración sentada. Cuando hago mis tareas repito la plegaria y las trato de hacer con atención. Cuando camino por la calle, cuando viajo, cuando estoy con otras personas, la oración va conmigo, al igual que la vida, ya que la llevo a todas partes, y Dios está en ella tan uno con todo, que casi no se distinguen. Gracias por poner el link del blog de nuestros grupos!

Invoca a Jesucristo y deja tu comentario, puede servir a otros.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s