Día 10 – El lugar del corazón

…sentía una intensa y profunda alegría…

Ejercicio espiritual sobre “El peregrino ruso”

Para el 31 de agosto

” … Habiendo cerrado los ojos, dirigía mi mirada hacia el corazón, procurando representármelo tal como se encuentra en la parte izquierda del pecho y escuchando sus latidos.

Primero practiqué este ejercicio durante media hora, varias veces al día. Al principio, no veía más que tinieblas; pero bien pronto mi corazón apareció y comencé a sentir su profundo movimiento; después, conseguí introducir en mi corazón la oración de Jesús, y hacerla brotar de él, según el ritmo de la respiración…

Para conseguirlo, miraba mentalmente a mi corazón, inspiraba el aire y lo retenía en mi pecho diciendo: «Señor Jesucristo», y lo espiraba añadiendo: «tened piedad de mí». Al principio me ejercité en esto durante una o dos horas, después me apliqué cada vez con mayor frecuencia a este ejercicio, y al fin me ocupaba en él casi todo el día.

Cuando me sentía pesado, fatigado o inquieto, en seguida leía en la Filocalía los pasajes que tratan de la actividad del corazón, y pronto volvían a renacer en mí el deseo y las ansias por la oración.

Al cabo de tres semanas, sentí un dolor en el corazón, y luego un agradable calor y gran sentimiento de consuelo y de paz. Esto me dio mayores fuerzas para ejercitarme en la oración, a la cual iban todos mis pensamientos, y comencé a sentir una gran alegría.

A partir de aquel momento, de vez en cuando sentía diversas sensaciones nuevas en el corazón y en el espíritu. A veces era como una agitación en mi corazón y una agilidad, una libertad y un gozo tan grandes, que quedaba transformado y me veía en éxtasis.

A veces, sentía muy ardiente amor a Jesucristo y a toda la divina creación. A veces las lágrimas corrían sin esfuerzo de mi parte como un reconocimiento al Señor, que había tenido compasión de mí, pecador empedernido.

A veces mi pobre y limitado espíritu se llenaba de tales luces, que comprendía con toda claridad cosas que antes yo no hubiera podido siquiera concebir.

A veces el dulce calor de mi corazón se extendía por todo mi ser y empezaba a sentir con gran emoción la presencia del Señor.

Y a veces, en fin, sentía una intensa y profunda alegría al pronunciar el nombre de Jesucristo y comprendía el significado de sus palabras: El Reino de Dios está dentro de vosotros.

del 2° relato en “El peregrino ruso”

_________________________________________

Ejercicio básico y comentario

Estimad@s en Cristo Jesús:

En este décimo día, hemos de tomar contacto con el ejercicio que bien se describe en el párrafo transcripto arriba, para encontrar el lugar del corazón.

Como todo lo que vamos sugiriendo, cada uno adaptará a sus posibilidades lo planteado. Hay quienes llegan al lugar del corazón mediante lo que sugiere Monje Nicéforo, que es reemplazando todo pensamiento por la oración de Jesús, para que esto por si solo permita luego el descenso de la oración al lugar del corazón.

La práctica que nos propone el peregrino en esta ocasión es directa, quizás más rápida, pero requiere mucha concentración y como pueden ver en el párrafo citado, mucha dedicación.

¿De que manera llegará la efusión de la gracia a mi corazón? Solo Dios lo sabe. En nuestras manos está la aplicación, el esfuerzo sincero, la búsqueda tranquila.

Una aclaración: Uno debe tratar de asociar la respiración a la oración mientras se va escuchando al corazón latir. (No asociar adrede los latidos a la oración, esto se dará luego por si solo si fuera el caso)

Una sugerencia: Empezar a practicar esto por períodos de diez minutos.

A quién esto le resulte demasiado complicado o dificultoso, continúe con la forma en que viene trabajando los días anteriores, tratando de perseverar. No mortificarse sino se sienten particularmente atraídos hacia esta forma de practicar la oración de Jesús. Siempre ha de distinguirse el justo esfuerzo del auto-forzamiento nocivo.

Un saludo para todo@s invocando a Jesucristo.

_________________________________________

Pulsa aquí para comentar

Acerca de Equipo de Hesiquia blog

Difundimos el método hesicasta de acercamiento al corazón en los ámbitos cristianos. Practicamos la oración de Jesús y hacemos de ella nuestro camino espiritual. Escribimos sobre espiritualidad católica actual.
Esta entrada fue publicada en Ejercicio espiritual y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

13 respuestas a Día 10 – El lugar del corazón

  1. Desde el comienzo de estos ejercicios me he propuesto mantener tres periodos fijos de oración, al amanecer, al mediodía y antes de dormir. Generalmente al mediodía las distracciones y el ruido acostumbran a ser bastantes, y por esa razón hago el intento de acompasar la silenciosa oración de Jesús con el ritmo de la respiración. Increíblemente, aun en los momentos más agitados, esta forma de orar me ha producido profunda paz, intención espiritual y alegría.
    ¡Jesús mío, ten misericordia de mí!

  2. carolina dijo:

    Hola mis compañeros en la Fe .
    Desde que mi director espiritual me ha dado este ejercicio junto con la lectura del libro estoy fascinada. No solo por lo hermoso del texto, sino por el excelente blog que me ayuda a realizar esta practica de oración. Dios los bendiga por este hermoso apostolado que tanto bien hace a nuestras almas.
    Les cuento que mi frase es la que el leproso le dijo a Jesús cuando quiso que lo sanara:
    “JESUS SI TU QUIERES PUEDES SANARME”
    de todos mis pecados cometidos y de los que cometo diariamente).
    A veces también me sale Jesús en vos confio, además de la que dice en el libro Jesús ten misericordia de mi porque soy un pecador.
    Mi pregunta es si debo enfocarme en una sola frase? o si puedo repetir libremente la que me surja en el momento, para no dispersarme.
    Trato de hacerlo durante todo el dia, a veces tengo mas tiempo y otras no.
    hacerlo con la respiración es un poco mas difícil pero seguire intentando, muchas gracias

  3. rec1946 dijo:

    Dice Niceforo el monje: “Sabes que la potencia racional de cada hombre esta en el pecho, puesto que cuando contenemos los labios es alli dentro del pecho donde hablamos, deliberamos, ordenamos las oraciones, los salmos y otras cosas. Por lo tanto, da a esta potencia racional, luego de haber quitado de ella todo pensamiento,-si puedes- la oracion… cuando la hayas retenido por un tiempo, se te abrira, por ella, tambien la entrada del corazon.”

  4. rosa de María dijo:

    Ya empieza a venir sola la oración. Me encomiendo a sus oraciones.
    Invocando el Santo Nombre de Jesús

  5. Marci dijo:

    Estoy comenzado a practicarlo resulta un poco dificil pero luego se veran los resultados, que Jesùs nos permita llegar hasta el final…

  6. susana dijo:

    Repito y recuerdo màs a Jesùs en mi dìa que antes de hacer este retiro, hoy por unos minutos logrè imaginarme el corazòn, latidos , arterias, vasos, sangre etc. etc. y sentì agradecimiento y amor, pero aùn no hice toda la pràctica. que quizà me lleve varios meses o años!
    Gracias! por estar aquì!

  7. Ayer fue el primer día del retiro que no tuve aridez en la oración. A seguir, con aridez o sin ella. Un saludo en el nombre de Jesús.

  8. Manuel del Hermano Rafael dijo:

    No lo he practicado aún es más he leido muchas veces el Peregrino Ruso, ya que es el libro que llevaba cuando iba a llevar a mi difunto Padre al Hospital,pero reconozco como ya he dicho anteriormente que la espiritualidad Oriental no era mi fuerte, y no acababa de comprender eso de la oración con el corazón, gracias a las explicaciones del hermano que dirige estos ejercicios, lo he comprendido y mañana sábado me comprometoa tratar de realizarla durante tres horas
    Ahora comprendo lo que quería decir el peregrino, que es lo mismo que dice en su comentario la hermana Blanca que Jesús es el centro de todo que da vida y unifica a todo, gracias hermana Blanca por seguir ahi todos los días ayudandanos con tus comentarios tan llenos de espiritualidad y de oración y sobre todo de paz amistad
    Manuel del Hermano Tafael

  9. fernando del santo nombre dijo:

    Yo lo intenté en su día y voy a practicarlo en pocas dosis, poco a poco , el señor les bendiga

  10. Blanca dijo:

    No he practicado ese ejercicio todavía. Cuando leí acerca de eso, tanto en el Peregrino como en algunos autores de la Filocalia, me pareció algo extraño. Para mí el corazón del que se habla y del que habla Jesús, no es el corazón físico, el órgano, sino el centro de la persona, su sede de vida, que congrega y unifica a todo el hombre. Supongo que el ejercicio conduce a una atención más sutil para encontrar ese centro, partiendo desde lo corporal. Voy a intentar practicarlo para ver qué resulta, pero como dicen las indicaciones, sin forzar nada. El peregrino cuenta su experiencia, y nos sirve de guía para el camino, pero debemos hacer nuestro propio recorrido. Lo que me parece interesante es que con esa experiencia que narra, muestra que ese recorrido pasa por nuestra humanidad, reconociéndola y no queriendo dejarla de lado como si fuéramos ángeles. Lo corporal es parte del camino espiritual.

  11. maria dijo:

    Agradezco especialmente el comentario de hoy pues, al leer ese método en El peregrino, me había parecido para mí imposible de practicar.
    Cuando más me gusta dedicar largo rato a la oración de Jesús es en el silencio de la noche y la madrugada y creo que el deseo de hacerla me impide a veces coger el sueño.

  12. Rafa T dijo:

    Me está haciendo bien la práctica de la oración de Jesús.
    También resultan muy iluminadores los comentarios del equipo Hesiquía, así como el compartir de los demás participantes del ejercicio.
    Mis mejores deseos para todos

Invoca a Jesucristo y deja tu comentario, puede servir a otros.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s