Día 6 – Ya no estaba en la indigencia

Escala al cielo

Para el 27 de agosto

“Obedeciendo a esta regla, pasé todo el verano repitiendo sin cesar la oración de Jesús, y sentí una gran tranquilidad.

Mientras dormía, soñaba a veces que estaba rezando la oración. Y durante el día, cuando me ocurría encontrarme algunas personas, me parecían tan amables como si hubieran sido de mi familia.

Los pensamientos se habían calmado y sólo vivía en oración; comencé ya a inclinar mi espíritu a escucharla, y a veces mi corazón sentía como un gran ardor y una gran alegría.

Cuando entraba en la iglesia, el largo servicio de la soledad me parecía corto y no me cansaba como antes.

ya no estaba en la indigencia, como antes; la invocación del nombre de Jesucristo me alegraba a todo lo largo del camino y todo el mundo me trataba con bondad; parecía como si todos se hubieran propuesto quererme”.

de El Peregrino Ruso

_________________________________________

Breve comentario

Una vez cuando estaba hacía poco tiempo en este camino de oración, me estaba por ir a dormir y sentí una repentina alegría. Me puse a busca en mi interior la razón de aquel sentimiento y descubrí sorprendido que el motivo estaba en la oración de Jesús. Me daba gusto imaginarme que iba a estar bajo las mantas, repitiendo Su Nombre.

¿Era posible? ¿Cómo podía ser que ocurriera una cosa así? me decía. La confirmación vino a la mañana siguiente y en otros despertares sucesivos. Me despertaba contento porque sabía que tenía que ponerme a repetir la oración…

¡Que extraña es la vida! Haber tenido la posibilidad de la alegría tan a la mano y sin embargo tantas vueltas que di en tantas cosas sin hallarla… parece que San Agustín también vivió algo parecido, salvando las distancias claro.

Los sentimientos que describe el peregrino son reales y posibles para todos, muy particularmente el estado de amistad con todo, de afecto sin discriminación, de suave alegría regeneradora. ¡Es el cálido poder del Nombre de nuestro salvador!

_________________________________________

Ejercicio básico

El ejercicio sugerido para hoy consiste en repetir la frase elegida de la Oración de Jesús, cada vez que inicio una actividad y cada vez que la termino.

Por supuesto, que se trata de que intentemos llevarla con nosotros durante toda la jornada, pero hoy ponemos el énfasis en esto de utilizarla como “llave” que abre y que cierra los distintos actos que vamos desplegando.

Ayuda mucho a efectuar aquello de las acciones como si de liturgia se tratara, con reverencia y atención suma.  Esas dos frases, la que abre y la que cierra la actividad, las deberíamos repetir lentamente y con el mayor de los afectos, al tiempo que pedimos ayuda interiormente para santificar eso que vamos a hacer.

_________________________________________

Pulsa aquí para comentar

Acerca de Equipo de Hesiquia blog

Difundimos el método hesicasta de acercamiento al corazón en los ámbitos cristianos. Practicamos la oración de Jesús y hacemos de ella nuestro camino espiritual. Escribimos sobre espiritualidad católica actual.
Esta entrada fue publicada en Ejercicio espiritual y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

24 respuestas a Día 6 – Ya no estaba en la indigencia

  1. El ejercicio propuesto para el día de hoy -abrir y cerrar cada actividad con la oración de Jesús a manera de llave- es maravilloso. Con demasiada frecuencia, más bien de manera inconsciente, me dejo engañar por la idea de una separación radical entre lo “sagrado” y lo “profano”, cuando toda la creación y cada pequeño evento es signo de la presencia y del amor de Dios. Es mi oración que esta “llave” me ayude a percibir la transparencia divina en todo y en todos.
    ¡Jesús mío, ten misericordia de mí!

  2. juan dijo:

    Voy a empezar con esta forma de hacercarme a Dios, puedo pasarme una par de horas centrado en Dios, sin decir nada, os pongo una oración del Padre Pio (Santo Capuchino).
    Reza, espera y no te preocupes. La preocupación es inútil. Dios es misericordioso y escuchará tu oración.

  3. Adrián Prunotto dijo:

    Yo puedo agrandar la Oración del Santo Nombre de Jesús, en la frase que dijo el paralítico “Jesús hijo de David, ten piedad de mí que soy un pecador”, quizá sea muy larga, hagan lo que Uds. Quieran tómenla o déjenla. Que El Nombre de Jesús los bendiga.

  4. Caminar orante dijo:

    Gracias a todo el equipo de hesiquia por ayudarnos tanto a profundizar en esta práctica de la Oración de Jesús, que el Buen Dios les retribuya y colme de bendiciones

  5. rosa de María dijo:

    Ayer después de no hacer nada, me sucedió por la noche que… cuando me volteo medio despierto y decía “tengo que hacer la oración de Jesús” y comenzaba a orar “Jesús hijo de David….” y me volvía a quedar dormida, así varias veces, hoy volví a empezar a poner atención y bueno, me dí cuenta que mi memoria recodaba a mi entendimiento y con la voluntad comenzaba otra vez, esto no me pasaba antes pues se me olvidaba y pasaban días antes de darme cuenta que ya no hacía la oración. Así que algo algo se está gestando en mí, todavía no siento la alegría que dice el peregrino ruso, pero yo pienso que es un camino diferente para cada uno, pues este relato del peregrino relata sucesos muy rápidamente pero que menciona que pasó mucho tiempo, sin embargo sus tiempos del peregrino no los notamos porque el relato sigue, por otro lado llegar al nivel del peregrino ruso en 30 días será una gracia muy grande de parte de Dios para quien llegue. Eso pienso y leyendo a Marcela sólo le comparto un apotegma de un padre del desierto que me ayudó y me sigue ayudando aún en estos ejercicios, no recuerdo el nombre del Abbá, ni las palabras textuales, pero la idea si, el relato es el siguiente: Un monje salió de su celda para meditar, en el camino se encontró con una mujer y tuvo relaciones con ella, después la dejó y se fue a su celda. Llegando a la celda el demonio le echó en cara lo que había hecho y quería atormentarlo con el recuerdo, sin embargo el monje le dijo “no sé de qué me hablas”.

    Otro apotegma es (sólo la idea) que cada día es para comenzar de nuevo.

    PIDO A LOS HERMANOS DE HESIQUIA BLOG ME CORRIGAN, Gracias!

    Dejo estos dos apotegmas para que Marcela los medite, recordemos que los pensamientos son armas para el demonio.
    Invocando el Santo Nombre de Jesucristo.

  6. rec1946 dijo:

    La figura de la llave me parece muy adecuada. Abrir al comienzo de cualquier actividad y cerrar al terminar. Que bien…
    Gracias y bendiciones para todos los hermanos/as.

  7. Anonimo dijo:

    Hermanos, me identifico con Marcela, me es difícil hacer la oración en quietud. El domingo sólo puede salir a misa por cuestiones familiares. La paz se fue perdiendo en la medida en que me sumergía otra vez en las tareas. Hoy en la oración reflexionaba sobre la alegría y “discutía” con el Señor, sobre ello. En el momento de la repetición, se suceden los pensamientos tanto como las repeticiones, por mas atención que ponga. Dichos pensamientos acaban cuando acabo la repetición y no me asaltan en la oración personal o de intimidad con el Señor.

    • Estimado hermano, no todos somos llamados al mismo tipo de oración. Una posibilidad, es que eso que le sucede indique la inconveniencia para usted de este tipo de oración. O tal vez, sea como dice el peregrino en este primer relato, que sea la guerra que libra el mundo oscuro, a quién esta oración derrota. Creo que es un tema para que converse con un acompañante o director espiritual personalmente.

      Le mando un abrazo, invocando a Cristo.

  8. Tomar a pecho el hecho de que Dios está siempre con nosotros, si no lo olvidamos , si lo invocamos con frecuencia , básicamente estaríamos con todo solucionado , por que nos dejaríamos guiar por su Espíritu. Pero no se por qué me despisto tan rápido , ,será la acción del malo que tata de apartarnos ,.. .

    • Ricardo de lamisericordia de Dios dijo:

      Estando ya mi casa sosegada ,salí sin ser notada .Es que soy muy pretencioso, cuando mi pobre casa estará a estar callada ,por eso decía que el recordar pecados del pasado en momentos sublimes de la consagración o la comunión, tiene, que ser algo de esto ,por que me mortifica, se que ya Dios me perdono , que ya paso , pero el traerlo al presente , es para hacerme sentir pecador e indigno y lo soy, por eso digo , que no son cosas que vengan , de Dios son del malo , haciendo su trabajo.
      Solo me imagino el colerón de verme pasar de una vida perdida , a ahora que rezo y voy a misa a diario

  9. fernando del santo nombre dijo:

    Estimados hermanos, el señor les bendiga
    Hoy realice la oración en quietud, no pude hacerla tal y como la hago otras veces, por tener obligaciones, lo importante es que la hice con tranquilidad. Tuve que abrir los ojos porque en algún momento me dormía. El resto del día fui repitiendo la oración aunque a veces se me hace difícil cuando estoy con alguien en una conversación o me hablan. Me acordé de repetirla sobre las personas que me encontré. Creo que se necesita una calma interior continuada que en el día a día se hace difícil por el entorno en el que nos movemos pero creo que es fundamental encontrar calma interior pase lo que pase y sólo se me ocurre que se consigue entrenando la paciencia y sobre todo darse cuenta de esos momentos e intentar respirar hondo y tranquilidad cuerpo y mente.

    Oraciones

  10. Manuel del Hermano Rafael dijo:

    Hoy por problemas familiares no puedo extenderme tanto como yo quisiera.
    Es cierto que cuando uno esta alegre todo su ser esta alegre y la gente le parece que es hasta mucho mejor más amable, por eso debemos sobre todo yo que soy el que lo esta experimentando, pero también el resto de los que loleen,tener siempre a nuestro lado a ese compañero que es invisible a los ojos de los demás excepto a los nuestros que no es otro que el mismo Jesús el que nos acompaña continuamente en nuestro caminar por la vida, y al llevarle al ladonuestro todo se nos hace más facil de llevar, incluso la gente nos parece que es más amable casi como de la familia.
    Por eso debemos conservar siempre en nuestro corazón a ese amigo invisible que solonosotros podemos ver, ya que además de ser más felices, sabemos que tenemos junto a nosotros a la vida eterna, ya que camina con nosotros NUESTRO salvador el Unico dios Jesucristo

    Que El Señor Jesús os bendiga a todos por las muestras de cariño y paz que transmiten todos vuestros mensajes desde el primer día

  11. Marcela dijo:

    Quisiera compartirles como voy hasta ahora, tengo una sensaciòn de que no tan bièn, sigo con una aridez, la repeticiòn se me hace cuesta arriba, sobre todo en quietud, si me aflora mucho mas en lo cotidiano del dìa en medio de todo lo que tengo que hacer, pero siento que no logro unir el corazòn, por mi estado de aridez. Tambièn me pasò que ayer fue un dìa negro, en vez de recogimiento, paz, alegrìa , fue todo lo contrario , me enoje con todos en mi casa, gritonee todo el dia a mis hijos, me queje de todo, con mi marido, etc. y en la noche no podìa dormir, trate de repetir todas mis horas de insomnio, tuve pesadillas.
    Algùn comentario???
    Gracias,Marcela.

    • susana dijo:

      Marcela!!! humildemente, te digo!! ESTAS EN EL CAMINO!! como con una escoba barres y sacàs afuera lo molesto de tu vida, este inicio es como cuando limpias tu casa profundamente sacas toda la tierra!! jaja!! tranquila despuès disfrutas de la brillantez y de la luz!! Abrazo y NO ABANDONES! Susana

    • Estimada Marcela, la tarea de unir cabeza y corazón, la unificación del ser humano no es tarea fácil. Nos pesan nuestros hábitos, nuestro pasado, cuesta que la luz de una alegría más allá de las circunstancias arraigue en nosotros. La aridez puede abarcar períodos enteros de oración, como un desierto que se debe atravesar. Creo que debes tranquilizarte y sencillamente tratar de mejorar el trato con los demás, ya ir reparando la ira que tuviste con gestos de amor, de servicio, ese es el mejor modo de pedir perdón. Y simplemente repetir la oración de Jesús, con calma, en medio de las actividades, como para que se vayan tiñendo de la paz de Cristo.
      No busques salir de la aridez, es decir, no busques determinada sensación de gozo; ella vendrá por si sola cuando la oración eche raíz y la gracia de Dios te inunde. Un saludo fraterno.

  12. maria dijo:

    Estoy desde bien temprano corriendo para ir al trabajo y luego, muchas horas sometida al stress laboral. Después, el almuerzo y descansar un buen rato frente a internet: apenas he tenido un ápice de tiempo para la oración. O yo no lo he sabido encontrar.

    Quería preguntar qué hacer con la oración de Jesús los que, por necesidad o afición, nos gusta pasar leyendo o estudiando bastantes horas al día (y otras tantas con un trabajo “a presión y a todo correr”) Gracias.

    • Hola María, si no me equivoco la oración de Jesús puede hacerce independientemente del estado de vida y de las ocupaciones de las personas. No creo me parece que el que la practique no pueda leer, pero te diría algo personal, repito no sé si me equivoco. Es probable que cierto tipo de lectura en el inicio dificulte llegar a la oración del corazón, para facilitar su práctica, si tienes una fuerte afición a la lectura (yo la tengo por eso lo digo) podrías ir buscando lecturas más afines a la vida espiritual. Por ejemplo si lo que te gustan son novelas, historias, etc. puedes buscar buenas vidas de Santos, libros de historia de la Iglesia (cuidado con estos que sean verdaderos porque la Iglesia a tenido miserias y errores pero algunos los agrandan y los relatan con cierta agresividad), si te gustan las ciencias humanas, puedes ver algo de filosofía para luego leer algo de teología, hay buenos libros de vida espiritual, con buenas descripciones antropológicas. Y finalmente los libros directamente que hacen referencia al hesicasmo y la oración de Jesús… Si puedes empezar por estos directamente, mejor, lo anterior quizo ser una especie de “progreso” porque no sé qué tipo de cosas lees y si has leído alguna vez de espiritualidad, pero obviamente si puedes y te atrae empezar por libros de hesicasmo y oración de Jesús qué mejor que esto para ayudarte en la oración. En el archivo de este blog también hay excelentes relatos para que cuando estés “descansando” ante internet como dices, leas éstos en vez de estar, como lo hago yo frecuentemente en la hora de almuerzo que tengo en el trabajo, leyendo noticias de periódicos digitales u otras cosas por el estilo. Tómalos como un descanso, que lo es de verdad…. Un saludo en el Nombre de Jesús.

      • maría dijo:

        Heraldo, muchas gracias por tu contestación.
        Pues la verdad es que cada vez leo más cosas de espiritualidad e intento formarme como puedo. Pero aunque los temas sean buenos en sí, si pasas bastante tiempo leyendo, ese tiempo se lo estás quitando a la oración de Jesús ¿no es así?
        ¿Esa es tal vez la razón por la cual los monjes y los eremitas dedican bastante tiempo al trabajo manual?
        Aprovecho para dar la enhorabuena al blogger por la estupenda biblioteca digital que ha conseguido reunir y agradecerle que haya querido ponerla a nuestro alcance.

        • Hola María, te comento siempre desde mi corta experiencia. Es verdad que en estos primeros pasos que estamos dando, nos resulta difícil leer y orar con el corazón. A mí me cuesta en mi trabajo al ser de tipo intelectual más que manual estar atento al trabajo y a la oración. Pero entiendo que es por lo que decía antes, son los primeros pasos. Si miras un poco, la pregunta que haces sobre si el tiempo que lees se lo quitas a la oración de Jesús, es, aunque de otro modo formulada, la misma pregunta que se hace el peregrino ruso al comienzo, ¿cómo se puede orar sin cesar si hay que ocuparse de la subsistencia? Está siempre de fondo esa duda que nos surge de cómo puede hacerse dos cosas a la vez, pero mira que aún el peregrino, aunque se dedicaba a la oración todo él día y todos los días, en este primer relato no ha llegado a la oración contínua, como el mismo dice en las últimas líneas “…todavía no he llegado a la oración espiritual del corazón, espontánea y continua;…” Creo que cuando se llega a ella, o mejor dicho Dios nos la regala, es cuando podremos hacer todo en oración contínua, comer, trabajar, leer, pasear y hasta el dormir.
          Y yendo a lo práctico de nuestra etapa inicial, creo puedes ir viendo de ir equilibrando lectura y tiempo exclusivo a la oración de Jesús, a medida que tu misma lo puedas ir haciendo. Vale la pena. Yo soy muy aficionado a la lectura, y en un tiempo que tenía una hora hasta el trabajo en transporte público, lo dedicaba a la lectura, luego al conocer este camino, dividí el tiempo y dedicaba mitad a la lectura y otra mitad a la oración, o a veces lo dividía en tres, entre lectura, reflexión, y oración. Bueno son ideas, nada más. Espero que haya servido y no confundido.

  13. Anonimo dijo:

    La jornada de hoy, me ayudado a ir saboreando aun más ese pequeña oración de Jesús, experimento que cada día voy gustando más de ella, gracias, estimados hermanos.

  14. osman Alonso Aranguren Escobar dijo:

    Gracias, El Señor los bendiga por compartir la oración del Corazón, Dios quiera que todos los que nos gusta esta oración alcancemos la misericordia de Dios y el don de la contemplación

  15. Blanca dijo:

    Tengo experiencia de esos estados de alegría. Al principio, cuando me pasaba, buscaba el motivo en lo exterior, para ver qué hechos me la habían generado, o algún pensamiento agradable que hubiera tenido, o una emoción, pero una y otra vez comprobaba que no era nada de eso, sino la oración.

    Un amigo en este camino escribió que si ponemos nuestro deseo simplemente en repetir la plegaria, y no tenemos otro, o no le damos importancia a los deseos que solemos tener, sino simplemente al propósito de repetir la plegaria, entonces, como eso está a nuestro alcance, cada vez que lo estemos haciendo estaremos cumpliendo nuestro deseo, y será motivo de alegría.

    Eso es así. Y en lo personal, esas alegrías que no son eufóricas, y que no provienen de que las cosas salgan como yo espero, son como flashes de la alegría para la que hemos sido creados, y la tenemos a disposición como don, siempre que podamos apartar de nosotros aquellos límites que le hemos puesto, con el: “estaré alegre si pasa esto o aquello, o si termino lo otro, o si no ocurre lo de más allá”.

    La alegría es, y brota del corazón. Por eso al repetir la plegaria la podemos percibir, ya que entramos en el santuario donde está su Fuente.

Invoca a Jesucristo y deja tu comentario, puede servir a otros.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s