Renuncia al diálogo interior

Del día 4 –

Aunque no parezca, ese permanente rumor de fondo que constituyen los diálogos internos, puede ser acallado en no mucho tiempo, mediante la repetición del Santo Nombre de Jesucristo.

Luego de que la oración se ha hecho un hábito mental, será el momento de nuevas etapas de profundización, adoración, silencio y contemplación.

Pero para adquirir esta santa costumbre es necesario hacer el acto interior de renuncia a la charlatanería mental. El silencio de la boca es útil siempre y cuando resulte del silencio mental. De otro modo, quién calla por fuera grita por dentro.

Desde el punto de vista de la psiquis el que esta oración abraza ha de irse despidiendo de los pensamientos. La principal dificultad no es acostumbrarse a la oración sino renegar de ellos. Y esto, porque solemos identificar este discurrir de la mente con nosotros mismos…

de “La oración de Jesús”

Carta 1 “La mente vagabunda”

Editorial Claretiana – 2012 Argentina

_________________________________________

Pulsa aquí para comentar

Acerca de Equipo de Hesiquia blog

Difundimos el método hesicasta de acercamiento al corazón en los ámbitos cristianos. Practicamos la oración de Jesús y hacemos de ella nuestro camino espiritual. Escribimos sobre espiritualidad católica actual.
Esta entrada fue publicada en Ejercicio espiritual y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.