El Santo Nombre en el catecismo

La oración al Padre

2664. No hay otro camino de oración cristiana que Cristo.

Sea comunitaria o individual, vocal o interior, nuestra oración no tiene acceso al Padre más que si oramos “en el Nombre” de Jesús. La santa humanidad de Jesús es, pues, el camino por el que el Espíritu Santo nos enseña a orar a Dios nuestro Padre.

La oración a Jesús

2665. La oración de la Iglesia, alimentada por la palabra de Dios y por la celebración de la liturgia, nos enseña a orar al Señor Jesús.

Aunque esté dirigida sobre todo al Padre, en todas las tradiciones litúrgicas incluye formas de oración dirigidas a Cristo.

Algunos salmos, según su actualización en la Oración de la Iglesia, y el Nuevo Testamento ponen en nuestros labios y graban en nuestros corazones las invocaciones de esta oración a Cristo: Hijo de Dios, Verbo de Dios, Señor, Salvador, Cordero de Dios, Rey, Hijo amado, Hijo de la Virgen, Buen Pastor, Vida nuestra, nuestra Luz, nuestra Esperanza, Resurrección nuestra, Amigo de los hombres…

2666. Pero el Nombre que todo lo contiene es aquel que el Hijo de Dios recibe en su encarnación: JESÚS.

El nombre divino es inefable para los labios humanos (cf Ex 3, 14; 33, 19-23), pero el Verbo de Dios, al asumir nuestra humanidad, nos lo entrega y nosotros podemos invocarlo: “Jesús”, “YHVH salva” (cf Mt 1, 21).

El Nombre de Jesús contiene todo: Dios y el hombre y toda la Economía de la creación y de la salvación. Decir “Jesús” es invocarlo desde nuestro propio corazón.

Su Nombre es el único que contiene la presencia que significa. Jesús es el resucitado, y cualquiera que invoque su Nombre acoge al Hijo de Dios que le amó y se entregó por él (cf Rm 10, 13; Hch 2, 21; 3, 15-16; Ga 2, 20).

2667. Esta invocación de fe bien sencilla ha sido desarrollada en la tradición de la oración bajo formas diversas en Oriente y en Occidente.

La formulación más habitual, transmitida por los espirituales del Sinaí, de Siria y del Monte Athos es la invocación: “Señor Jesucristo, Hijo de Dios, ten piedad de nosotros, pecadores”.

Conjuga el himno cristológico de Flp 2, 6-11 con la petición del publicano y del mendigo ciego (cf Lc 18,13; Mc 10, 46-52). Mediante ella, el corazón está acorde con la miseria de los hombres y con la misericordia de su Salvador.

2668. La invocación del santo Nombre de Jesús es el camino más sencillo de la oración continua.

Repetida con frecuencia por un corazón humildemente atento, no se dispersa en “palabrerías” (Mt 6, 7), sino que “conserva la Palabra y fructifica con perseverancia” (cf Lc8, 15). Es posible “en todo tiempo” porque no es una ocupación al lado de otra, sino la única ocupación, la de amar a Dios, que anima y transfigura toda acción en Cristo Jesús.

Haz click aquí para ir al texto completo

Link sobre visita a México de Benedicto XVI 

Acerca de Equipo de Hesiquia blog

Difundimos el método hesicasta de acercamiento al corazón en los ámbitos cristianos. Practicamos la oración de Jesús y hacemos de ella nuestro camino espiritual. Escribimos sobre espiritualidad católica actual.
Esta entrada fue publicada en Extractos de Sabiduría y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a El Santo Nombre en el catecismo

  1. uno mas dijo:

    Luc-10-22-“…..nadie conoce al Padre sino el Hijo y aquel a quien el Hijo lo quiera revelar”

  2. rosa leiva dijo:

    Aveces he escuchado que dicen si no oras de corazón o no lo sientes es perder el tiempo o no sirve, y eso me dolia mucho se imaginan por que, hasta que alguien me dijo, as visto cuando un bebe quiere empezar a balbucear sus primeras palabras, solo son ruiditos o cuando quiere empezar a caminar solo son somatones, pero que felicidad para los papas …
    así se llena de felicidad EL PADRE Todo Poderoso y corre en tu ayuda hasta perfeccionar lo que empezaste …..
    Con ganas o sin ganas, sintiendo o no sintiendo hay que seguir adelante……….solo ora y ora……..

    Gracias por permitirme aprender de Ustedes…….

  3. Hermoso que nuestra Iglesia destaque la importancia de la meditación u oración centrante, u oración transfigurante como es la ORACION DE JESUS o MEDITACION CRISTIANA. Nuestra Comunidad Mundial para la Meditación Cristiana la practica pero repitiendo MA RA NA TA, que en arameo, el idioma de Jesús, significa, como todos han de saber VEN SEÑOR U OH SEÑOR VEN. Gracias Señor por tu gran amor!!! Que tu Santo Espíritu siga soplando en todas las instituciones renovándolas y sanándolas.

  4. esteban- Tucumán. dijo:

    Somos hijos en el Hijo. ¡Cuánta misericordia!

  5. Sí siento ,la humanidad de Jesús ,igual a nosotros “menos en el pecado” ,por ser totalmente divino.Es la conexión más directa con la Trinidad.
    Pero creo ,por la comunicación de los santos ,que existen otros caminos,como por medio de María y los que llamamos santos.

    Siempre ese pedacito “menos en el pecado “,me distancia.

    Pd : Cuesta leer ,se ve demasiado borroso

  6. Miguel de Gálata dijo:

    Es un consuelo leer esto. En pocas palabras sentir tanto.

  7. uno mas dijo:

    Me llena de satisfación la integración de espacio tiempo en la oración de
    Jesus para que la oracion continua me lleve al amor s Dios

Invoca a Jesucristo y deja tu comentario, puede servir a otros.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s