Monacato y experiencia de Dios

San Jerónimo en el desierto

En la mayor parte de los ensayos de “aggiornamento” de la vida monástica, y en los análisis de los diversos problemas que plantea, me impresiona una deficiencia clamorosa y grave: muy raramente, por no decir nunca, se reflexiona sobre la “experiencia de Dios en y por la Comunidad.

Parece, por el contrario, que precisamente en esto descansa el fin esencial de la vida monástica. Es, en efecto, tomando como punto de partida esta experiencia de Dios en la Comunidad, que San Benito considera la posibilidad de la vida eremítica, como un ideal nada fácil de alcanzar.

Si la vida monástica no llevase a esta profunda experiencia de Dios, ¿en qué consistiría su significado? No seria sino un fracaso que comprometería la legitimidad de su misma existencia en el mundo actual.

Sin embargo, no debemos equivocarnos sobre lo que constituye en concreto esta experiencia de Dios. Es claro que no se la puede fundamentar en el hecho de prolongar habitualmente la oración, ni en un tipo de reclusión que ignore las necesidades del mundo, ni un “otium” ciego frente a las preocupaciones de la vida de comunidad, ni en una especie de aislamiento de la vida común y de los deberes sociales que ésta impone. Asumiendo tales actitudes, uno se encontraría, de hecho, consigo mismo, en lugar de encontrarse con Dios…

…Debemos, pues, preguntarnos cuál es el aspecto específico de la experiencia de Dios hecha por el monje. Este aspecto específico consiste en lo siguiente: la experiencia de Dios es para el monje su mayor y su casi exclusiva preocupación.

de ADRIEN NOCENT, OSB

Haz clik aquí para ir al texto completo

Acerca de Equipo de Hesiquia blog

Difundimos el método hesicasta de acercamiento al corazón en los ámbitos cristianos. Practicamos la oración de Jesús y hacemos de ella nuestro camino espiritual. Escribimos sobre espiritualidad católica actual.
Esta entrada fue publicada en Extractos de Sabiduría y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Monacato y experiencia de Dios

  1. irmã maria dijo:

    La vida Monástica, és uno encuentro con Dios. Creo, que non uno encuentro e estay pronto. Esto encuentro és a cada dia, pués esto encontro és como lo encontro de los amantes, és lo alimiento de nuestra vida, a cada segundo. La vida eremítica, puede, con la vivência del monacato, ser uno lhamado, sí.Usted, se acostumbra, com estar en la Presencia e EL e con EL, que los dos, abraçam el mundo entero, talvez sen sentir la necesidad de comunidad. ès uno lhamado muy especiale. Una dádiva de Dios. Senior, quiero tener TE, a cada segundo de mi dia, pués Tuya experi~encia, és mi próepria vida e mi própria vida és Tuya experiência em mí.

Invoca a Jesucristo y deja tu comentario, puede servir a otros.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s