El sentido del retiro espiritual

La vida cristiana exige una metanoia continua... *

a) Didaskalía-ophéleia

En el desierto de Egipto, en tiempo de los antiguos monjes, un joven se dirigió a un padre espiritual famoso, que él mismo había elegido, y le hizo una pregunta original: «Padre, dime una palabra: ¿cómo puedo salvarme?».

¿Qué clase de palabra tenía que ser? Era una palabra definida con el término griego ophéleia, lógos psychophelés, palabra «útil para el alma», llamada a obrar la conversión. No se trataba, por tanto, de una simple enseñanza (didaskalía).

Siempre se ha pensado que las meditaciones de los ejercicios espirituales tienen esa misma función. Para demostrar la eficacia de esas meditaciones se han solido presentar ejemplos edificantes. En un libro bien documentado sobre los mártires ingleses se lee que un hombre que llevaba una vida de indiferencia religiosa, tras hacer los ejercicios espirituales tuvo una fe tan ferviente que llegó a testimoniarla con el martirio.

La eficacia de los ejercicios espirituales se ha considerado tan universal que es una práctica frecuente en los institutos religiosos católicos y en los seminarios. Es una costumbre que se introdujo también en los monasterios orientales.

Según Teófanes el Recluso, el mejor tiempo para hacer un retiro es la Cuaresma, en parte porque sirve de preparación de la comunión pascual. Por lo demás, los ejercicios ignacianos se tradujeron al ruso, e incluso un autor clásico griego, Nicodemo el Hagiorita, tradujo los ejercicios espirituales del P. Pinamonti.

Sin embargo, no nos puede extrañar que en un tiempo como el nuestro, en que todo se pone en discusión, se dude también de esta práctica de los ejercicios. Es verdad que aun hoy son muchos los que hacen los retiros con gusto y provecho; pero hay también quienes no manifiestan demasiado entusiasmo cuando tienen que hacerlos.  

¿Cuáles son las objeciones que suelen poner estos últimos? Habitualmente son dos: 1) el método de hacer el retiro anual se ha convertido en un estereotipo y, por tanto, resulta anticuado; 2) el objetivo que se propone es retóricamente exagerado y, por tanto, irreal. Los ejercicios comunitarios suelen seguir normalmente el esquema de cuatro meditaciones al día, con oraciones comunes entreveradas. Así se llena toda la jornada, pero no se deja espacio a la oración libre.

En los monasterios orientales, si un monje quería retirarse en soledad, generalmente procuraba liberarse también de toda carga del reglamento. Se convertía en «idiorrítmico», es decir, seguía el ritmo espontáneo de sus oraciones y de los pensamientos que le venían. Ése es el motivo por el que algunos prefieren los ejercicios individuales, personalizados.

En los retiros comunitarios, para no perder las ventajas de la soledad, se llega a la solución de un retiro en soledad, como se dice empleando una redundancia. Más seria es la objeción que se pone al objetivo principal del retiro, que es la conversión. Los cambios radicales de vida son únicos, irrepetibles y, por tanto, no pueden ser prescritos en el tiempo destinado a los retiros anuales.

Parece entonces inútil la tradicional advertencia: Ingredere totus, mane solus, exi alius, entra todo, permanece solo, sal otro. Ese severo programa se suele suavizar con el ejemplo de los comerciantes que anualmente hacen un buen balance de cuentas y un inventario de bienes. Así, la gran conversión se reduce a cierto número de miniconversiones. Para ello, a los buenos religiosos se les invita a que escriban en un cuaderno todos los buenos propósitos para el año siguiente.

Desgraciadamente, la experiencia ha demostrado la escasa eficacia de esos propósitos. Por eso, a veces se han sustituido los retiros de oración por semanas de actualidad en las que una serie de conferencias espirituales pretenden atraer a los oyentes por su carácter novedoso. Está claro que, después de un tiempo, también esta modalidad produce cansancio.

Hay que decir francamente que el verdadero objetivo de un retiro espiritual es y debe seguir siendo la conversión, la metánoia. Esa es la condición necesaria para entrar en el reino de Dios, para sentir su proximidad. Es lo que proclama Jesús (Mt ,1,17) en su venida. Pero Jesús es erchómenos, viene cada día. La vida cristiana exige, por tanto, una metánoia continua. El problema está en cómo entenderla y realizarla…

Extraído de “El camino del Espíritu” de Tomas Spidlik

Haz click aquí para comentar

______________________________________

Invitación al retiro virtual de la Fraternidad

Acerca de Equipo de Hesiquia blog

Difundimos el método hesicasta de acercamiento al corazón en los ámbitos cristianos. Practicamos la oración de Jesús y hacemos de ella nuestro camino espiritual. Escribimos sobre espiritualidad católica actual.
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Artículos y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

14 respuestas a El sentido del retiro espiritual

  1. Anónimo dijo:

    dejarse invadir por el espíritu para poder verse desde adentro

  2. uno mas dijo:

    Hechos-10-1-8:
    Dios es adorado por el hombre (independiente de su credo o religion)
    Pido la Gracia de Dios para amar a Sus hij@s, no solamente a mis H@s

  3. uno mas dijo:

    Hechos-8-26-29:
    Felipe lleva la Gracia de Dios y el Bautismo al Etiope

  4. Vaciar el espíritu de los contenidos habituales, quitar las olas que impiden ver el fondo del mar y entonces que el Espíritu Santo penetre en nosotros por la Comunión entre los Hermanos, la oración, la palabra.

  5. PAX
    hacer un alto en el camino para meditar en lo ya trascurrido y en lo venidero es de utilidad para el alma y dejarse guíar con una obediencia cariñosa de quienes pueden hacerlo es más la riqueza, pues no sólo se crece en conocimiento sino también en virtud.
    de nuevo mil gracias hermano mario de Cristo por esta entrega total a estos blogs tan enriquecedores, que son de la “nada” (el mundo) pero lo utilizamos para el “todo” (referencia palabras de nuestro santo Patrono.

  6. Marcita dijo:

    Creo que todos debemos llegar a una verdaderoa Metanoia continua siempre, para ser verdaderos hijos de Dios, felicidades a todos en este retiro espiritual y un nuevo tiempo liturgico el “Adviento”.

  7. sopaclamilo dijo:

    Para mi será un retiro espiritual un tanto especial: dos días de auténtico retiro y el tercero trabajando con enfermos, pero viviéndolo como verdadero retiro espiritual

  8. Pablo dijo:

    que sensata meditación, preparándome para retomar mis trabajos luego de una licencia medica, meditar esta reflexión es un buen propósito antes del Retiro, un fraternal saludo. Pablo

  9. Aguardo la fecha de inicio, el 25 de noviembre, para comenzar. Pero sin espectativas, sólo abandonándome en las manos del Padre. A esta altura del año viene bien hacer un examen y ver qué podemos cambiar o mejorar. Muchas gracias. Hilda

  10. Ofelia dijo:

    Este año, para la preparación de la Semana Santa, se realizó un retiro espiritual virtual en el blog de la Fraternidad Monástica. Ha sido esencial para mi alma y, a raiz de aquel y, a través de mi Padre espiritual, realicé votos particulares que dan profundo sentido a mi vida.
    Os recomiendo vívamente que os informeis del retiro que a comenzar próximamente en aquel mismo blog. Creo que no os va a defraudar.

  11. gerald o rourke dijo:

    Los ejercicios espirituales son un don especial de Dios a la Iglesia,como
    es también la vocación monástica que estimo en grande. Todo don que
    Dios da a su Iglesia tiene como fin el bien de los hombres y obviamente
    mira a la salvación de todos y cada uno. La oración comunitaria está
    insertada en esta dinámica, incluso el individual. Donde hay dos o tres
    reunidos en mi nombre allí estoy yo en medio de ellos. Los apóstloes
    recibieron el don del Espíritu Santo reunidos en comunidad. Además
    son incontables los testimonios de conversión gracias a los ejercic ios
    espirituales. Bendito sea que Dios nos regala tanta gracia por estos
    medios excelsos.
    Gerald O Rourke

  12. Acabo de regresar de un Retiro en La Falda Córdoba dirigido por el Padre Laurence Freeman O.S.B., Director de la Comunidad Mundial para la Meditación Cristiana. Hemos experimentado la METANOIA, me atrevería a decir, todos los concurrentes!!! Gracias Buen Señor!!!

  13. Horacio Hoyos Zapata dijo:

    El encuentro con el Señor se da a través de la Lectio Divina y de la scrutatio que hagamos de ella. Leyendo a profundidad la Palabra de Dios, buscando lo que nos quiere decir, nos encontraremos con La Verdad. Invito a mis hermanos de Fraternidad para que tomando la Santa Biblia de Jerusalén vayan a las citas, a los pié de página, y a los paralelos para de ahí ver que nos dice Cristo. Encontrados con la Palabra podremos ir a la etapa de la contemplación. Antes de iniciar la Lectio Divina oremos al Señor para que venga a nosotros.

  14. Rosa María dijo:

    hola! quería comentar que, me resultó muy bueno este aporte. Creo que los consagrados nos acostumbramos, por regla, que hay que hacer retiro de tantos día y los superiores, se les arma un revuelo buscando la persona adecuada. Pero, también en éstos últimos años se da que se realizan encuentros, programaciones, temas de actualidad…etc y se dejan los retiros. Yo concuerdo con la idea de que cada uno sabe lo que necesita, si es sincero consigo mismo. Por lo tanto es conveniente que cada uno, con el apoyo de los y las hermanas busque aquello que dios le esta pidiendo en cada situación. Obvio que la conversión, es lo que buscamos, por que sino, hay algo que falla, desde las profundidades del ser.

Invoca a Jesucristo y deja tu comentario, puede servir a otros.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s