Tres fragmentos

La esencia de la plegaria no se encuentra en la reclusión del desierto, sino en el permanecer constantemente en Dios, haciendo su voluntad allí donde estemos.

Sea cuál sea la forma de vida que llevamos, y el lugar donde vivimos, la PLEGARIA permanece siempre el fin último de nuestra vida.

El camino de la plegaria empieza por la lucha contra las pasiones, en la que el espíritu se vuelve estable por la plegaria, y el corazón ve las realidades con una claridad que toca la certeza.

Entonces el espíritu empieza a callar. Y este SILENCIO del corazón nos pone en el umbral de la contemplación, a la cual TODOS somos llamados.

____________________________________________________________


Comprometerse con un proyecto de vida y seguirlo no es una tarea fácil. El primer paso creo que es verlo claro. Hay una anécdota de los Padres del Desierto bastante iluminadora:

Una vez un perro vio una liebre y se puso a ladrar corriendo detrás de ella. Los otros perros, cuando lo vieron, se pusieron a correr como él. Todos iban juntos pero, al cabo de una hora, los otros se cansaron mientras que el que había visto la liebre no desfalleció hasta la que la encontró”.

Quien no ha visto a Alguien, quien no le ha encontrado de alguna manera, quien no se siente atraído irresistiblemente por un Ideal, después de un tiempo de búsqueda, se cansa. Tan sólo persevera el que se da cuenta que la vida que ha escogido le lleva allí donde quería. El que cada día está más convencido que el proyecto iniciado vale la pena, lo continúa persiguiendo a lo largo de toda su vida.

Porque realmente el PROYECTO es capaz de llenarte hasta el último día.

_______________________________________________________


Es evidente que si vivimos agitados y nerviosos durante todo el día, no podemos pretender que en diez minutos de silencio entremos en contacto con Dios a través de una plegaria silenciosa y reposada.
El clima de silencio tiene que coger toda la vida, no por el mutismo, sino a través de una paz interior que es fruto de procurar unir tu voluntad con la de Dios.

Podríamos hablar de un estilo de vida que no se queda a flor de piel, donde sólo se está pendiente de los gustos y donde las pasiones nos traicionan constantemente. Sino de acostumbrarse a buscar las motivaciones más profundas de las acciones y donde te encuentras con Dios, que es el verdadero motor de nuestra existencia.

Podríamos decir que se entra en un clima de silencio, cuando procuras actuar dentro del ámbito del AMOR, propio de Dios. Sólo hay que pensar en la definición del amor de 1Cor 13: “el amor es paciente, es benigno, no se irrita, no tiene envidia … todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta”.

Y este amor sólo puede ser vivido en una atmósfera de SILENCIO, de dominio de uno mismo, que hace posible ESCUCHAR al otro… sea una persona o sea Dios. El silencio, pues, no tendría tanto que ver con el ruido exterior, sino con las “voces” interiores. Podemos estar en “silencio” en medio de una multitud, y podemos “hablar alocadamente” estando solos en una habitación.

_______________________________________________________

Pensamientos del Monjes Silvano y anexos –


Haz click aquí para comentar

__________________________________________________________________

Links recibidos:

Centro María de Nazaret

 

Esta entrada fue publicada en Extractos de Sabiduría y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Tres fragmentos

  1. zambullida dijo:

    Las pasiones obstruyen el discernir y nos llevan por senderos equivocados. De ahí la importancia, a la hora de orar, de contemplar o, de como yo digo, ser contemplado, de prescindir de ellas o de, al menos, acallarlas.

  2. oscar alejandro quiñones laura dijo:

    seguir a cristo es donde nuestra vocacion nos llama segun tambien el don que dios nos ha dado,pero evidentemente el DESIERTO es un medio por el cual los que estan llamados y han elegido ese camino,encuentran mayor fortaleza y facilidad del encuentro de dios con no en la total escencia de la existencia

  3. ANGELO dijo:

    Y ese silencio se practica. Yo me doy cuenta de que tiempo atrás, necesitaba rodearme por ejemplo de música a la hora de realizar mis tareas en casa o en el trabajo, ahora necesito el silencio. Ser consciente de que lo que hago debe ser ofrecido a Dios, debe llevar el sello del amor, para que la ofrenda sea agradable. Todo adquiere otra dimensión cuando se trabaja en silencio, porque es fácil recoger los sentidos y dirigirlos hacia el Creador.

  4. fernando dijo:

    tres magnificos textos que recogen la base de nuestro camino, cual debe ser la finalidad de la plegaria, la eleccion y descubrimiento del camino junto a la perseverancia, como el perro que perseguia la liebre, y el amor.
    gracias hno mario por ir dandonos camino, formación y luz, Dios te bendiga

  5. Holle Frank dijo:

    Math.,18:20 “Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos”.

  6. angela dijo:

    MUY BUENAS REFLEXIONES, SE ALGUNA MANERA ES CIERTO QUE SEGUIR A CRISTO ES UNA CONSECUENCIA DE NUESTRO ENCUENTRO CON EL, DE NUESTRO COMPROMISO Y DESEAR HACER SU VOLUNTAD. ESTAR DONDE ESTA DIOS , NUESTRA REALIDAD.
    GRACIAS HNO MARIO

Invoca a Jesucristo y deja tu comentario, puede servir a otros.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s