Vigilancia y Oración

Icono Virgen de La Pasión

Extracto de “Sacra Virginitas”

Carta Encíclica de PÍO XII

Los medios que el Divino Redentor nos recomendó para salvaguarda eficaz de nuestra virtud son; la asidua vigilancia, para hacer con diligencia cuanto esté en nuestra mano y la oración constante para pedir a Dios lo que, por nuestra debilidad no podemos alcanzar: Velad y orad para que no caigáis en la tentación. El espíritu está pronto, pero la carne es flaca.

Esta vigilancia en todos los momentos y en todas las circunstancias de nuestra vida nos es absolutamente necesaria: Porque la carne tiene tendencias contrarias a las del espíritu, y el espíritu las tiene contrarias a las de la carne.

Si alguno fuere indulgente, aun en cosas mínimas, con las seducciones del cuerpo, fácilmente se sentirá arrastrado hacia aquellas obras de la carne que el Apóstol enumera y que son los vicios más torpes y repugnantes de los hombres.

Por esta razón es menester ante todo velar sobre los movimientos de las pasiones de los sentidos, refrenarlos con una vida voluntariamente austera y con las penitencias corporales, para someterlos a la recta razón y a la ley de Dios.

Los que son de Cristo tienen crucificada su carne con los vicios y pasiones. El mismo Apóstol de las gentes confiesa de sí mismo: Castigo mi cuerpo y lo esclavizo no sea que predicando a los demás venga yo a ser reprobado. Todos los santos velaron con empeño sobre los movimientos de sus sentidos y sus pasiones, y los refrenaron, a veces, con violencia, según la palabra del Divino Maestro:

“Yo os digo: cualquiera que mirare a una mujer con mal deseo hacia ella, ya adulteró en su corazón. Que sí tu ojo derecho es para ti , ocasión de pecar, sácalo y arrójalo fuera de ti; pues mejor te está el perder uno de tus miembros que no que todo tu cuerpo sea arrojado al infierno”.

Con esta advertencia, como es claro, nuestro Redentor pide ante todo de nosotros que no consintamos jamás el pecado, ni aun mentalmente, y que alejemos de nosotros con energía todo lo que puede manchar, aun levemente, esta hermosísima virtud.

En esta materia toda diligencia es poca, ninguna severidad es excesiva. Si la salud débil u otras causas no permiten a alguien realizar grandes austeridades corporales, en ninguna manera le dispensan de la vigilancia y de la mortificación interna.

En este punto conviene, además, recordar lo que enseñan los Santos Padres y los Doctores de la Iglesia: que más fácilmente podremos superar los atractivos del pecado y las seducciones de la pasión huyendo de ellos con todas nuestras fuerzas que combatiéndolos de frente. Para defender la castidad, según la expresión de San Jerónimo, es preferible la huida a la batalla en campo abierto: “Huyo para no ser vencido”.

Consiste ésta huida en evitar diligentemente la ocasión de pecar, y principalmente en elevar nuevamente y nuestra alma a las cosas divinas durante las tentaciones, fijando la vista en Aquel a quien hemos consagrado nuestra virginidad. Contemplad la belleza de vuestro amante Esposo, nos aconseja San Agustín…

Texto Completo de:

Sacra Virginitas

(Español) – (Latín)

El icono fue escrito por Radoslav Hristov

radohri@yahoo.co.uk

Enlaces de hoy:

Trinity Priory International

Hermitary

Esta entrada fue publicada en Extractos de Sabiduría y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Vigilancia y Oración

  1. hno victor de San José dijo:

    tambien los sigo desde un celular,les estoy muy agradecido por todos los aportes…hace poco me contacté con una ermitaña la hna Virginia o.Baez de mexico..yo ermitaño en Argentina.

  2. Paz y Bien. Amados hermanos en Cristo de Hesiquía.
    Soy ermitaña y estoy de acuerdo en su totalidad con este articúlo y muchos más. En mi pobre vida encuentro gran ayuda con sus escritos que leo por medio de un celular ya que no cuento con otro medio. gracias por su ayuda espiritual. Mi divino Esposo Jesucristo con su Purísima Madre les amen y bendigan siempre, son mis más caros deseos. ermitaña María de Jesús Crucificado.

    • Hesiquia dijo:

      Muchas gracias Hermana.
      ¡ Que la paz de Cristo le siga alimentando el corazón !
      Saber que desde su soledad nos puede leer es todo un aliento.
      Su consagración a la oración nos hace bien a todos.
      Un saludo fraterno de parte del equipo de Hesiquía.

    • PAZ Y BIEN HERMANA EN CRISTO, MARIA DE JESUS CRUCIFICADO, ESTOY POR CONTINUAR NUEVAMENTE LA VIDA EREMITICA, Y SI ES POSIBLE ME GUSTARIA TENER TU CORREO ELECTRONICO PARA TU APOYO ESPIRITUAL, SI NO TIENES INCONVENIENTE Y NO ALTERO TU PRIVACIDAD Y PAZ ESPIRITUAL. M VIRGINIA

  3. Holle Frank dijo:

    La unificacion total con otra persona y la musica son los dones que Dios nos ha prestado mediante los sentidos para conocer la idea y el sabor de la felicidad de la union total con El.
    Como todos los dones se pueda mal usarlos.

  4. Angelina O dijo:

    Apreciado hermano, este texto resulta bastante fuerte y más bien lo consideraría fruto de la crueldad e ignorancia de los humanos en otra época, que de la sabiduría y comprensión con que Cristo nos ama. No comparto la idea expuesta de que el Señor del Amor exija de sus hijitos el castigo corporal, o el ejercicio de la violencia contra sí mismos, aún siendo necesario el control de los sentidos y de la mente. Creo que existen técnicas mejores para sublimar y transcender los instintos y deseos, por otra parte muy humanos.

    Un fraternal saludo

    • Hesiquia dijo:

      Estimada Angelina,
      Saludos en Cristo.

      Por cierto que los instintos y deseos son muy humanos. Creo que el texto puede ser adecuado en el contexto mental de quién se ha consagrado bajo un voto de castidad. Es muy cierto en nuestra experiencia personal, que esta materia es difícil de domesticar y que requiere de mucha vigilancia y de un hacerse dueño del propio cuerpo. Esto suele requerir cierta severidad ascética. La sublimación y trascendencia son sin duda el objetivo al que se aspira.

      Es un tema muy interesante y extenso. Pero es claro, que Cristo ha pedido no solo el cumplimiento externo sino también el interior. Las vocaciones son diversas y por supuesto hay quienes se encuentran a si mismos en la renunciación total de la sexualidad.

      Le agradezco mucho su participación y espero contar con su visita nuevamente.

Invoca a Jesucristo y deja tu comentario, puede servir a otros.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s